Los detalles que no se vieron del regreso de Luka Doncic a Madrid

El jugador esloveno fue recibido con todos los honores en el pabellón merengue. Era la primera vez que volvía con sus excompañeros después de triunfar en la NBA.

Ya como estrella de los Dallas Mavericks, Doncic tuvo un pequeño homenaje en el centro de la pista y fue una de las atracciones del encuentro.

Pese a la gran atención que le prestaron las cámaras, hubo varios detalles que pasaron desapercibidos y que nunca está mal recordar:

Siempre acompañado. Juan Carlos Sánchez intentó pasar el máximo tiempo posible con Luka Doncic. Cuidándole, como si siguiera siendo el canterano que triunfó de blanco, se acercó al banquillo del Real Madrid antes de recibir su particular homenaje. Además, uno de los encargados de comunicación de la sección de baloncesto no se separó de él. Gran gesto tanto personal como profesional por parte de los miembros del club.

Guiño con el árbitro. Hasta los colegiados cedieron ante Luka Doncic. Todo el pabellón aplaudiendo hizo que uno de los integrantes del trío arbitral tuviera algún gesto de complicidad con el joven esloveno. Fue el principal quien, ante el cruce de Luka Doncic cuando se disponía a tomar asiento, le lanzó un guiño que tuvo respuesta.

Ni un aplauso del Panathinaikos. Casualidad o no, ninguno de los jugadores del equipo griego esbozó una sonrisa de admiración o un mínimo aplauso cuando Luka Doncic fue homenajeado por el Real Madrid. Ni el cuerpo técnico ni ningún integrante de la plantilla mostraron síntomas de admiración por la nueva estrella NBA,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *