Los diez incontestables datos que nos ha dejado el 3-0 del Madrid al Panathinaikos

Una eliminatoria solventada por la vía rápida nos ha dejado con el equipo blanco como primer clasificado para la Final Four de Vitoria.

Ante ello, no podemos por menos que mostrarles los diez incontestables datos que nos ha dejado esta eliminatoria que hemos disfrutado mucho y sufrido poco.

1.- Saber vivir sin Sergio Llull. Cuando conocimos la baja del base menorquín, muchos nos echamos las manos a la cabeza buscando soluciones ¿otro base? ¿nos vale Prepelic? ¿Minutos a Pantzar? La realidad nos ha mostrado que no se ha necesitado nada más que una labor de equipo con las rotaciones para suplir semejante baja.

2.- El nuevo Jeff Taylor. En este artículo no vamos a tirar de estadísticas, para eso ya están las páginas oficiales, pero la realidad nos ha mostrado a un sueco muy distinto del papel que tenía en otras temporadas, una confianza brutal que ha demostrado en su tiro y que dejaba a las claras por qué la NBA se había fijado en él, un seguro de vida sin que se haya perdido ni un ápice de su defensa.

3.- La pócima de la juventud de Rudy Fernández. Si hay alguien que ha tomado algún elixir que le está quitando años, es sin duda el alero mallorquín, hemos retrocedido unos cuantos años en el tiempo para ver a ese Fernández que encara sin miedo a chocarse con tíos mucho más pesados que él, el que se tira por una bola sin importarse el daño en la caída o el que lanza triples desafiando las leyes de la física con las piernas abiertas de par en par.

4.- Combinar los dos mejores ala-pívots de Europa. Ya lo habíamos comentado en otro artículo, Randolph y Thompkins están condenados a entenderse y en esta serie lo han hecho a la perfección, ciertamente hemos perdido algo de anotación del esloveno-americano pero sin flojear en defensa, mientras que Trey nos ha dado una lección de “paciencia” con el balón para sacar el tiro perfecto.

5.- ¿El Madrid de Laso no sabe jugar con pívots? Pues quién pensaba así, poca duda le habrá dejado con el impacto de Ayón y Tavares, dos absolutos cinco dominadores y que han tenido momentos claves en toda la eliminatoria, tremendo el mexicano en la segunda parte del tercer partido gracias a su conexión con Campazzo y Edy, más de lo mismo, el miedo en la cara del rival cada vez que intentaban entrar en su zona.

6.- Un base NBA. Lo siento, hay que aceptar las cosas como son, Facundo Campazzo tiene que estar, ahora mismo, en los ojos de la mitad de los General Manager’s de la NBA, velocidad desbordante, defensa espectacular y encima, aderezada de espectáculo puro y duro, (ese pase por debajo de las piernas con el partido caliente nos ha dejado mudos), si a ello se le une que el tío está aprendiendo inglés, mejor que tengamos miedo por lo que pueda pasar.

7.- Los escuderos de lujo han tenido momentos claves en la eliminatoria, o acaso se han olvidado del cuarto de Causeur cuando Panathinaikos amenazaba con llevarse el primer partido, acaso los triples de Carroll en el segundo o la defensa de rotación sobre Calathes cuando Laso se le ordenaba, quizás menos foco pero una labor básica de equipo.

8.- Los menos citados. Seríamos injustos si dejáramos fuera de la ecuación a quiénes, sin tener una excesiva carga de minutos, han dejado bien a las claras a Laso que se merecen seguir contando en este equipo, gente como Prepelic dando descanso a Campazzo, Deck jugando los pocos minutos que le han dejado en los puestos de 3-4 o Felipe Reyes, siendo el capitán de siempre, no deja lugar a dudas del porqué del éxito del equipo y, por supuesto, sin olvidar a aquellos que no les ha quedado más remedio que verlo desde la grada: Santi Yusta, Kuzmic y Pantzar.

9.- Y dejamos para el penúltimo punto al artífice de todo este conglomerado, un Pablo Laso que, con sus ayudantes y resto de staff, ha logrado lo que parecía increíble, convertir a Prepelic en base, a Taylor en tirador, a hacer que Randolph sonría, conseguir que Thompkins juegue en el poste bajo, que Campazzo sea un all-star, que…(mejor lo dejo aquí que bastante largo se hace esto).

10.- El último dato incontestable se lo damos a una afición blanca que desde sacrificar una Semana Santa para apoyar a su equipo, (que seguro que alguna bronca le habrá costado), también ha tenido que aguantar todos esos comentarios de “cambio de ciclo”, así que hoy es día para congratularse todos, hasta esos que se van antes de que el partido finalice porque se les pasa la paella. Todos ellos deben ser partícipes de un nuevo éxito del Real Madrid y que, solo lo apreciaremos cuando ya no ocurra, justamente lo que pasaba antes de la llegada de Pablo Laso.

2 Comentarios en “Los diez incontestables datos que nos ha dejado el 3-0 del Madrid al Panathinaikos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *