Los misteriosos últimos instantes de Petrovic como jugador del Real Madrid

Hoy, día en que el genio de Sibenik cumpliría 55 años, sacamos a la luz una de sus historias más desconocidas como jugador blanco (contiene un extracto del libro: Fernando Martín. Instinto Ganador).

Si sorprendente fue el fichaje de Drazen Petrovic por el Real Madrid, su salida del equipo rumbo a la NBA es uno de los grandes enigmas dentro de su grandiosa trayectoria deportiva. Pongámonos en situación. El croata fichó por el equipo de la capital de España cuando todo hacía indicar que lo haría por su eterno rival, el Barcelona. El carácter especial de Drazen hizo que Aíto García Reneses (entrenador por entonces del equipo blaugrana) dudara a la hora de incorporarlo a sus filas, factor que aprovechó el Real Madrid para ficharlo después del mítico Torneo de Puerto Real de 1986. No obstante, Petrovic no se incorporaría al Real Madrid hasta la temporada 88/89, después de su paso por los Juegos Olímpicos de Seúl. Su contrato era por cuatro años y a razón de unos 300.000 dólares por temporada, aunque de todos es sabido que tan solo permanecería una de estas cuatro temporadas en el conjunto que dirigía Lolo Sainz.

Y llegamos al meollo de la cuestión. A lo largo del mes de agosto de 1989, mientras el conjunto blanco está inmerso en la pretemporada 89/90, salta la noticia bomba: Drazen Petrovic abandona el Real Madrid rumbo a los Portland Trail Blazers de la NBA. El Genio de Sibenik, aún con tres años más de contrato, dejaba poco menos que tirados a sus compañeros de equipo. A todos, salvo a Fernando Martín, les cogió por sorpresa su marcha. Chechu Biriukov: “Cuando Petrovic no apareció en el entrenamiento de por la mañana, lo primero que dijo Fernando fue: Mira, se ha escapado a Estados Unidos. Nuestra respuesta fue que era un exagerado y que no podía ser. Al final, se comprobó que acertó”. Paco López (preparador físico del Real Madrid) fue uno de los que menos se esperaba la salida del jugador croata: “Me hizo mucha gracia porque el día anterior a irse, Drazen me comentó: No hacen nada más que hablar de mí, de que me voy a ir, y yo no me muevo de aquí. Al día siguiente ya no se presentó”. Mención aparte merecen las declaraciones de José Antonio Arízaga (agente de Drazen), a quien la salida de su jugador sentó tan mal que automáticamente dejó de ser su agente: “Me enteré de que se marchaba a Estados Unidos 48 horas antes de irse. No se portó muy bien conmigo. Me comentó: Me ha llegado una propuesta de la NBA y me voy a ir, ya hablaremos con el Madrid. Habla tú con Mendoza. Le dije que era una guarrada, que qué iba a pasar con el Madrid y que me podía haber avisado. Su respuesta fue: Tengo ya los billetes y me voy mañana. Hablando con su hermano, Aleksandar, me decía: Drazen es Drazen, tienes que admitir cómo es. Él te aprecia mucho”.

La marcha de Petrovic de Madrid cogió a todos por sorpresa, incluido al portero del edificio donde vivía en la calle Alfredo Marquerie 45, con quien Ramón Trecet, que por entonces dirigía el programa de TVE, Cerca de las Estrellas, charló sobre los últimos instantes del jugador en la capital de España. Así se sucedieron los hechos, según Trecet: “Aproximadamente, a las 09,15 horas de la mañana del día siguiente a su último entrenamiento, apareció Drazen junto a su novia, y le dijeron estas palabras al portero: Como eres el portero de la finca, aquí tienes las llaves de la casa. Nosotros nos vamos ahora de viaje. No le dijeron a dónde. Además, la novia sacó del bolsillo las llaves del coche, ya que antiguamente a los jugadores se les fichaban con casa y coche incluidos. Entonces el portero se quedó perplejo, diciendo: Pero, ¿a dónde vais? Y según estaba diciendo estas palabras, llegó un coche enorme contratado por la dirección técnica de los Blazers, se bajaron dos tíos y empezaron a cargar maletas. Drazen y su novia se montaron en el coche y se fueron. Llegaron al aeropuerto y allí les estaban esperando para coger un vuelo a Estados Unidos. Recuerdo que al día siguiente me llamó Mendoza y me dijo: Voy a irme con dos abogados a Portland, porque éste tiene contrato en vigor. Yo le dije: Mejor que no vayas”.

A pesar de los esfuerzos de Petrovic por jugar en la mejor liga del baloncesto del mundo, al concluir la temporada 92/93 no termina de ver claro su futuro deportivo en Estados Unidos. José Antonio Arízaga: “Drazen, antes de morir en junio de 1993, estando con la selección croata en Tenerife previo al Campeonato de Europa de 1993, me comentó: ¿Quieres que fiche por tu compañía otra vez? Le contesté que no, que me engañaría. Él me respondió: Hablo en serio, quiero que vuelvas a ser mi agente. Me dijo que le llevase los papeles durante el campeonato y que me los firmaría. Una de las ofertas que yo pensaba llevarle era de Panathinaikos, porque yo tenía mucha amistad con su dueño. Le ofrecían muchísimo dinero. Cuando jugaba en los Nets me invitó a un palco y recuerdo que allí me comentó: Estoy pensando en volver a Europa”. Aunque Petrovic estaba jugando a las mil maravillas durante su periplo en los New Jersey Nets (equipo de la NBA en el que jugó desde mediada la temporada 90/91 hasta la 92/93), especialmente en su última temporada donde promedió más de 22 puntos por partido, parece que su idea era regresar a Europa, como así lo desvela Zeljko Pavlicevic: “Unos días antes de su accidente, él estaba muy cerca de fichar por Panathinaikos, donde yo estaba como entrenador. La oferta de Grecia era mucho mejor que la de los Nets, concretamente dos millones de dólares netos, el doble que en la NBA. Pero por desgracia, no tuve la suerte de trabajar otra vez con Drazen”.

Esta y otras muchas más historias de Drazen Petrovic y Fernando Martín, las podéis encontrar en mi libro: Fernando Martín. Instinto Ganador, que acaba de publicarse. Aquí tenéis algunos enlaces para adquirirlo.

https://www.amazon.es/Fernando-Mart%C3%ADn-Instinto-ganador-Baloncesto/dp/8415448406

https://www.gigantes.com/tienda/libros/fernando-martin/

https://www.basketspirit.com/fernando-martin-instinto-ganador

https://www.casadellibro.com/libro-fernando-martin-instinto-ganador/9788415448402/10042789

Fotos de la revista: Gigantes del Basket.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies