Los pitos a Navarro y demás malas hierbas

Ayer se dio un hecho que ha levantado múltiples comentarios en el entorno de la Copa del Rey y fueron los abucheos y pitos a Juan Carlos Navarro durante el homenaje ACB.

Les pongo en contexto, este pasado lunes, en la gala de Gigantes, pude comprobar cómo dos leyendas de nuestro baloncesto hablaban amistosamente y en un buen rollo como corresponde entre dos amigos, uno era Juan Carlos Navarro y el otro Felipe Reyes.

No en vano, el capitán del Real Madrid  ha dicho más de una vez, textualmente, «estaré eternamente agradecido a Navarro» cuando le permitió levantar el trofeo de campeón en el Eurobasket en 2011 por el desgraciado fallecimiento del padre de Felipe durante la preparación del mismo.

¿Qué trato de decir con esto? Una obviedad y es que hay una cosa para cada momento y un momento para cada cosa, porque aquella situación en que un Palacio entero gritaba «Navarro, vete al teatro», ya pasó al archivo con otros miles de cánticos que han poblado las canchas españolas y que siempre han tenido a algún jugador rival como principal objetivo, así que está claro que ayer no era ni el momento, ni el lugar, lo que correspondía en esos momentos era ovación cerrada, sin más.

El baloncesto quiere crecer, nosotros queremos que el baloncesto crezca, que llegue a más gente, a más aficionados, que hablemos de baloncesto en los bares, que uno llegue a la oficina el lunes y ser capaz de decirle, «¿has visto el mate de…?» sin que te miren como un bicho raro, en definitiva, darle la importancia que nosotros queremos que tenga, sin embargo, en todo crecimiento hay su parte mala y es que arrastra a otros «aficionados» que desconocen las reglas éticas de cualquier deporte y que llevan sus frustraciones personales a una cancha con tal de lograr notoriedad (en fútbol lo vemos casi a diario), algo así podemos calificar a todos aquellos que ayer abuchearon a un ex-jugador de baloncesto que será un referente de nuestro deporte y que, probablemente, se hablará de él durante varias generaciones.

Ahora bien, para terminar, no me metan en el saco del«los aficionados del Real Madrid pitaron a Navarro» que eso no se lo compro, ayer hubieron miles de seguidores blancos en las gradas y que se vieron con la pitada a Ante Tomic, mientras que el grupo que hizo la gamberrada fue rápidamente callada por los aplausos del resto del WiZink Center donde había madridistas, estudiantiles, andaluces, canarios, catalanes y valencianos, decir otra cosa es faltar a la verdad y buscar un enfrentamiento donde no lo hay.

Sigamos disfrutando de la Copa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies