¡Maldito ‘virus FIBA’!

El fútbol lo absorbe todo. Lo contamina y lo infecta con todas sus virtudes y defectos. Lo último ha sido contagiar al baloncesto con su conocido ‘virus FIFA’.

El Real Madrid tendrá que lidiar con la nueva lesión de Anthony Randolph. Otra más. El ala-pívot americano se perderá las próximas 4 0 6 semanas de competición. Son ya tres los interiores con los que no podrá contar el Real Madrid (la segunda vez que pierden al americano), a lo que hay que sumar la baja de Llull. Y no solo es una cuestión del Madrid: Antoine Diop, Ilimane Diop, Leo Westerman… Por no hablar del Barça el año pasado. Está claro que algo pasa.

Y es que los jugadores juegan demasiados partidos cada temporada. La carga ha ido aumentando año a año y la exigencia es mayor. Además, a esto hay que sumarle los partidos de verano con las selecciones. Al final, los jugadores en Europa acumulan entre 80 y 90 partidos con apenas uno o dos meses de descanso (en la NBA tienen entre 2 y 4). Una locura que están empezando a pagar con su salud. Y para darle la puntilla a esta situación, llegan las ventanas FIBA.

Los jugadores se verán obligados a jugar partidos de clasificación para el Mundial en mitad de temporada. Dos parones que no gustan ni a los baloncestistas, ni a entrenadores, ni a los clubes. Pero la máxima autoridad mundial no parece atender a razones. Da igual cuántas voces alcen la voz en contra de este sin sentido. Al final, cuando haya otro Llull que se pierda la temporada por una carga excesiva de partidos, la FIBA seguirá con sus arcas llenas y serán los jugadores, clubes y aficionados los que sufran su ausencia. ¡Maldito ‘virus FIBA’!