Marc, cuando unas declaraciones tienen consecuencias inesperadas

Es palpable que la destitución de David Fizdale como técnico de los Memphis Grizzlies ha desatado una polémica difícilmente imaginable. Una decisión que ha puesto en el ojo del huracán a Marc Gasol, entre otros, y de la que muchas estrellas de la NBA se han atrevido a opinar.

El mundo NBA es complejo, y prueba de ello ha sido lo sucedido en las últimas 24 horas con el despido de David Fizdale. Una derrota ante Brooklyn Nets provocó una cascada de hechos y declaraciones sorprendentes, aunque no tan inusual como podríamos pensar. El pistoletazo de salida lo dio Marc Gasol, afirmando tras dicho encuentro que Si no estoy en la cancha es que no soy valorado. Estoy seguro de que el cuerpo técnico sabía que es lo que más me iba a doler. No sé si hay algo más que decir. Soy más un tipo de acción. No creo en las palabras. Veré lo que hace la gente y actuaré de acuerdo a ello“. También afirmó, aunque esto pasó mas desapercibido que Tengo que ser un líder y dar ejemplo a los jóvenes. Pero ahora que estoy en esta situación tengo que enseñarles cómo reaccionar. Estoy frustrado, pero para el beneficio del equipo tengo que mostrar liderazgo y seguir haciendo mi trabajo“.

En la mejor liga del mundo, es algo habitual este tipo de declaraciones. Hemos visto grandes “rajadas” de estrellas tras partidos, expresando sin tapujos sus sentimientos tras el encuentro. El propio hermano de Marc, Pau, lo hizo con Mike D´Antoni o Lebron James con David Blatt.

En un prisma europeo se hace extraño, incluso se consideraría una falta de respeto, pero lo cierto es que en Estados Unidos, los propios jugadores vierten sus opiniones sin problemas y la prensa local se muestra crítica con las declaraciones sin “chicha”. Lo que, pongo la mano en el fuego de ello, es que Marc no imaginaba que iba a ser el último partido de Fizdale al frente de los Grizzlies. La franquicia decidía rescindir el contrato de entrenador californiano y colocar a JB Bickerstaff como entrenador, de manera interina.

A partir de aquí mil opiniones de todo tipo y de todos lados. Lebron James se ha atrevido a afirmar que seguramente le han despedido por no querer besar el culo a nadie“. Resulta curioso que alguien como King James se atreve a afirmar eso, aunque siempre se le puede preguntar a David Blatt que tal fue ese ósculo en dicha nalga. También Dwayne Wade ha afirmado en twitter que “necesita respuestas“, seguro que Spoelstra estará encantado de dárselas. Resulta curioso como ciertos jugadores se permiten hacer declaraciones cuando ellos han actuado de la misma manera y han defendido su derecho a hacerlo. ¿Yo puedo opinar pero tú no?, me parece tan feo como despedir a un entrenador válido como es David Fizdale. Sean cuáles sean los motivos de la destitución la rumorología ha empezado a hablar de traspaso, y el nombre que sale en todas esas hipotéticas quinielas es Cleveland Cavaliers. Resultaría poética la explicación de Lebron James sobre sus besos y sus traseros.

Foto de portada: @NBAcom