Miguel Ángel López, médico del Real Madrid y un ejemplo de compañerismo

No sabemos si muchos de ustedes conocerán a Miguel Ángel López, el médico del Real Madrid Baloncesto, cariñosamente llamado “doc” dentro de la plantilla del conjunto blanco y alguien que ha tenido muchísimo trabajo este año y hoy, por partida doble, inclusive con el equipo rival.

Nunca le falta una sonrisa cuando anda por Valdebebas y un saludo atento siempre que te ve, es alguien cuyo protagonismo subió como la espuma cuando se supo que fue el autor de la mítica frase “en nuestra casa, con nuestra sangre” con el que el Real Madrid salió a conquistar su novena Copa de Europa allá por 2015, pero hoy, nuestro “doc” ha dado una lección de compañerismo y de valores cuando, en un lance del juego, a Albert Oliver se le ha torcido un dedo y el servicio médico del Herbalife Gran Canaria ha llamado rápidamente a Miguel Ángel para que le “colocara” el dedo en su sitio, algo que ha hecho en un abrir y cerrar de ojos, inclusive con una sonrisa y buen humor como podemos ver en la imagen y vídeo, permitiendo al base volver a pista y seguir repartiendo juego con su eficacia habitual.

Solo es un detalle, uno de los muchos que pasan en un partido, pero de alguien que engrandece la competición y que nos demuestra que los valores y el compañerismo están muy por encima de la rivalidad, por mucha semifinal de ACB que fuera.