Obradoiro consigue vencer en la prórroga en Gran Canaria

 El Herbalife Gran Canaria sufrió una dura derrota en la prórroga ante un Monbus Obradoiro que nunca se rindió (92-93), en un choque en el que la reacción local tras el descanso fue insuficiente para vencer a un equipo visitante en el que brilló David Navarro.

En el primer cuarto, Monbus Obradoiro, aprovechando su efectividad en los triples especialmente por parte de Vasileiadis y gracias a la inoperancia en ataque del Gran Canaria, fue abriendo brecha hasta situarse con 8-20.

El conjunto de Salva Maldonado tuvo una reacción brillante basada en los veteranos Oliver y Báez, más la aportación de Paulí, y volteó el electrónico con un parcial de 13-0.

Moncho Fernández pidió tiempo muerto y su conjunto se repuso y finalizó este cuarto con un punto arriba (21-22), preludio de lo que iba a ser el segundo parcial.

El Herbalife Gran Canaria, deslavazado y con un Evans muy lejos de sus buenas actuaciones en algunos partidos en pretemporada, se mostró impotente para frenar la exitosa racha de triples de Monbus Obradoiro, que se fue al descanso con 15 puntos de ventaja (30-45), bajo la sonora pitada de la afición isleña hacia su errático conjunto.



El encuentro dio un giro inesperado tras el paso por vestuarios, con un Herbalife Gran Canaria que con un increíble parcial de 15-0 igualaba el choque.

Moncho Fernández paró el encuentro para intentar enfriar los ánimos, pero Herbalife, intenso en defensa y al fin acertado en ataque, seguía a lo suyo con un lanzamiento de tres de Rabasedaque provocaba el delirio en el Gran Canaria Arena, más otra canasta de Strawberry (50-45).

Brodziansky anotó los dos primeros puntos de Monbus Obradoiro en este parcial, con casi siete minutos transcurridos, y su conjunto siguió con opciones en el encuentro (60-55).

Los jugadores visitantes se fueron decididamente a por el partido y con un parcial de 0-8 obligaron a Maldonado a pedir tiempo para reordenar ideas (60-63) y dar descanso a un Tilliemuy desafortunado, aunque poco después Simons ampliaba la renta con un nuevo triple.

El choque entró en unos minutos con sucesión de aciertos de tres por parte de ambos conjuntos y con un Navarro imparable en ataque, que situaba a los suyos con seis arriba (69-75), y que además sacaba una falta de Báez tras errar otro tiro más allá de la línea de 6,75.

Con todo a su favor, Monbus Obradoiro permitió la reacción del equipo local, que con una canasta in extremis de Hannah parecía que se haría con el triunfo, pero un gran Navarro, con dos tiros libres, llevó el partido a la prórroga.

El tiempo extra se asemejó a un concurso de tiros de tres, y finalmente los visitantes, con dos lanzamientos libres de Pozas, prolongaron la mala racha de un Herbalife que no gana desde pretemporada.

Fuente: EFE

Foto: ACB Photo / M. Henríquez

ANÚNCIATE EN PLANETACB