El OjO Al Blanco del Khimki – Real Madrid. Cobraron de paliza

Aunque finalmente la multa a Khimki fue retirada en el último momento, el equipo ruso tiene mucho trabajo por delante tras ver la inmensa paliza que hoy recibió del Real Madrid que le venció por 78-95.

Un helado Moscú con Radoncic fuera

En esta ocasión le tocó a Dino Radoncic quedarse fuera de convocatoria en un gélido Moscú (-5 en el exterior) pero en un animoso pabellón para lo que nos tiene acostumbrado Khimki, aunque lo cierto es que la felicidad del público le duró hasta poco más allá del salto inicial.

Todos, absolutamente todos

El Madrid siguió con la dinámica de sus últimos encuentros, ser un absoluto rodillo en cuanto pisa la pista, y ello solo se ve cuando todos se ponen el mono de trabajo, desde un Yusta que, como suele ser habitual, defiende al alero anotador (en este caso un Svhed muy perdido), el juego fue casi de clinic con un director de juego excepcional como es Campazzo que se permitió pases como los que ofrecemos y, sobre todo, jugar moviendo el balón con el ABC del baloncesto, meter el balón dentro y, si no hay opción, sacarlo fuera. A todo ello se sumaba gente como Thompkins reboteando, la verticalidad de Causeur y un pívot que va para estrella, Tavares era imparable para los pívots del Khimki.

Del correcalles al miedo ruso

La ansiedad suele ser una mala consejera y el Khimki se metió en un ritmo de intentar recortar ventaja rápidamente a base de correcalles que, si bien al Madrid le metió un poco en misma dinámica, la historia de este partido estaba más que escrita, el conjunto blanco con Luka Doncic, Carroll, Taylor, Reyes y Maciulis (la mal llamada segunda unidad) se encargó de merendarse a un equipo ruso que perdió completamente la confianza, que no era capaz de encontrar ni una acción colectiva y que solo nos dejaba algún destello individual como éste que le ofrecemos y yéndonos al descanso 31-51.

Trabajo de obreros

No podemos decir que el partido fuera muy espectacular en sí, donde se juntó el gran momento blanco con una dejadez absoluta del Khimki en el aspecto defensivo y en el ofensivo con Shved jugándose casi todas las bolas que pasaban por sus manos y con un Madrid más contemporizador que cerraba el tercer cuarto por 49-67.

El día de Rudy desde 6.75

Poco más podemos destacar del partido salvo el espectacular momento on fire de Rudy Fernández con 16 puntos en una serie de 5/6 en triples, algunos desde muy lejos. Una señal excelente para el rendimiento del Real Madrid y una piedra de toque para la primera competición importante que se cierne con la Copa del Rey en febrero, resultado final clarísimo: 78-95.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva el domingo al WiZink Center para un derbi entre los dos primeros equipos de Madrid y clasificados ambos para la Copa del Rey, Real Madrid y Montakit Fuenlabrada medirán sus fuerzas y, mientras tanto, sigan sonriendo viendo al equipo más en forma de Europa en estos momentos.

ANÚNCIATE EN PLANETACB