El OjO Al Blanco del Real Madrid – Estrella Roja, debacle inesperada

Cayó el Real Madrid ante el colista Estrella Roja por 83-87 que jugó un partido serio, aprovechando los múltiples errores defensivos de los blancos y que supone perder un nuevo partido en casa de Euroliga con todo lo que ello conlleva.

Mismo quinteto, menos efectividad

El Real Madrid sacó el mismo quinteto que la semana pasada ante Panathinaikos que tan buen resultado le dio en el primer cuarto con Campazzo-Causeur-Yusta-Thompkins y Tavares, pero que, en esta ocasión, no fue tan fructífero como en Atenas a pesar de los dos primeros minutos iniciales en que sí que dieron muy buena impresión. La razón se debió principalmente a la fuerte defensa del conjunto de Belgrado con una defensa excelente de línea de pases y, por otro, que pronto se vio Laso obligado a hacer cambios, por un lado Yusta cometió tres faltas casi consecutivas y Tavares tenía serios problemas con Lessort que obligaron a cambiarlo por Reyes, al final del primer cuarto y con 12 puntos de Luka Doncic como amo y señor del ataque blanco, el conjunto de Laso arregló el marcador para marcharse cinco arriba 24-19 ante un serio Estrella que perdía a Jankovic por una lesión en el hombro.

Dejamos la defensa para otro momento

Rochestie era un anotador compulsivo que prometía mucho y se fue diluyendo por el camino, pues miren, resulta que tuvo que venir al WiZink para volver a recuperar ese instinto anotador y ser capaz de recordarnos ese jugador que parecía imparable ante un Real Madrid bastante inoperativo a nivel defensivo y que, inclusive, tuvo su momento de tensión cuando Laso cambió a Rudy por unos errores defensivos y en el que hubo un intercambio de palabras con todo el Palacio de testigo. Mientras tanto, el Estrella Roja jugaba con calma, moviendo el balón hasta encontrar un tiro liberado que siembre encontraba y, salvo algún arreón de los blancos con ataques de coraje como el de Facundo Campazzo que pueden ver en el vídeo, se iba al descanso con cinco puntos de desventaja (39-46) merece a un terrorífico parcial de 15-27 en diez minutos fatídicos.

 

Y la vida sigue igual

El comienzo fue nuevamente épico para los blancos, con un acierto absolutamente brutal desde 6.75 con Feldeine principalmente y acompañado nueamente por Rochestie que dieron la máxima ventaja visitante por doce puntos, así que al Madrid no le quedó más remedio que tirar de la vieja usanza con un palomero para intentar conseguir alguna canasta en transición y, sobre todo, tirar de ingenio para cubrir los puestos de 4-5 tras las faltas de Reyes y el mal encuentro de Tavares, teniendo Laso que, inclusive, ver parejas inéditas como eran Maciulis de cuatro y Thompkins de cinco o Reyes de pívot único. El caso es que no había forma de encontrar el ritmo adecuado de juego con tremendas lagunas defensivas en las ayudas y el marcador se ponía con 58-67 a falta de diez minutos

Experimentos productivos

El Madrid recuperó 8 puntos de desventaja en 45 segundos, lo que tardó el técnico de Estrella en pedir tiempo muerto que le sirvió de bien poco si uno tiene enfrente a un Jaycee Carroll inspirado con dos triples consecutivos o con Rudy en plan killer, sin embargo, cuando todas las almas del Wizink Center esperábamos que esto significara un punto de inflexión, resultó que Estrella Roja, mostrando una madurez a pesar de ser colista y sus cinco derrotas consecutivas, aprovechó la endeblez defensiva de los blancos en la línea exterior para meter dos triples consecutivos que volvían a darle siete de ventaja. Quedaba volver a echar mano de Felipe Reyes confiar en un quinteto más equilibrado con Doncic-Carroll-Rudy (teniendo que ser sustituido por una brecha en la frente por Campazzo) más dos interiores como Thompkins acompañando al capitán y que llevaron el marcador a un empate a 79 a falta de 2.40.

Sufrimiento

Esos dos minutos finales no son recomendables para el corazón de nadie, el marcador se movía en empate constantemente y en esas ocasiones, con un marcador tan igualado, cualquier detalle es quién se lleva el gato al agua y, como le suele pasar al Real Madrid en estos últimos partidos, errores unas veces forzados y otros propios hicieron que el equipo blanco volviera a perder en Euroliga para colocarse 5-5 tras este triple de Pero Antic definitivo.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a recibir al Herbalife Gran Canaria el domingo a las 18.30 horas, así que mientras tanto, ya saben, sigan sonriendo.