Opinión Javier Rodríguez 

Othello Hunter, el peor refuerzo para el enemigo

Las decisiones que se toman dentro de un club siempre deben hacerse desde el sosiego, sin excesivas urgencias y con el pensamiento de que se está trabajando lo mejor para el equipo, siendo más que probable que en esa decisión final concurran muchas circunstancias desconocidas para el gran público y que, precisamente esas, hagan que las recibamos con incredulidad por no dar crédito a ello, justamente lo que ha ocurrido con Othello Hunter y su marcha al CSKA de Moscú.

Decía Pablo Laso en una rueda de prensa de esta misma temporada, que no era fácil encontrar hombres altos válidos para los equipos de Euroliga porque el éxodo NBA había hecho que muchos se fueran para allá, al fin y al cabo cobran bastante más, juegan prácticamente lo mismo en una temporada más condensada y es un puesto que no es tan fácil de cubrir lo que despierta muchos ojos en las franquicias americanas, solo hay que ver lo sucedido en los últimos tiempos y, sin ir más lejos, ayer mismo con la baja de Udoh camino de los Utah Jazz de Ricky Rubio.

Othello Hunter, con pasaporte liberiano, fichó por el Real Madrid por dos temporadas para hacer una labor prácticamente idéntica a la que hacía en Olympiacos y parecida a la de Slaughter en su día, pívot movible, muy fuerte físicamente, reboteador, con buena lectura en el 2×2 y, sobre todo, que fuera el sustituto perfecto para Gustavo Ayón, tanto para darle descanso, como para aquellos días en que el mexicano no estuviera al nivel que se le esperaba, quizás la única diferencia fue que se animó a lanzar más desde 4-5 metros e inclusive hasta atreverse a lanzar algún triple (primera vez en su carrera que metió uno).

Valorar la temporada en la totalidad de un jugador (como debe hacerse) no puede ser más que positiva en la figura de Othello Hunter, bien integrado con sus compañeros, conocedor del baloncesto europeo, ha aportado grandes momentos en el juego blanco y se ganó un espacio en el corazón del aficionado blanco que alababa su entrega y su lucha bajo el aro siendo capaz de adornarse con mates de auténtico poderío físico, también en ser el relevo perfecto en el puesto de cinco, por ponerle un ejemplo claro,  fue de lo poco salvable el nefasto día contra Fenerbahce en que el mexicano fue devorado totalmente por Udoh y solo el tesón de Hunter pudo parar un poco al MVP de Euroliga, aunque fuera insuficiente.

El CSKA consigue un jugador para una posición en la que no es fácil encontrar sustitutos.

A partir de ahí, Othello (al igual que Randolph, renovado una temporada más) fue bajando sus prestaciones, el motivo es probable que nunca lo sepamos, llegó hasta el punto de no jugar ni un minuto en el cuarto partido decisivo en Valencia, en ese día que Laso tuvo que tirar de Reyes y Nocioni como jugadores interiores durante gran parte del encuentro y ninguno de nosotros podíamos ni siquiera imaginar que iba a ser el último que veíamos al jugador con la camiseta blanca del Real Madrid.

La historia que viene a continuación ya la saben, el Real Madrid rescindió contrato y el CSKA se lanzó como un lobo estepario a por él, llevándose un jugador para una posición en la que no es fácil encontrar sustitutos, con un contrato por dos años y dando un salto de calidad en su plantilla, eso que no lo dude nadie. Por su parte el conjunto de Laso espera confirmar oficialmente a Kuzmic, del que no dudamos de su calidad claramente demostrada pero que tendrá que dar un paso adelante porque, seamos sinceros, no es igual jugar en Estrella Roja que en el Real Madrid con la presión añadida que eso supone y que también tendrá su periodo de adaptación, algo ya superado por el estadounidense, ojala el año que viene por estas fechas estemos diciendo nada más que parabienes del jugador serbio.

Esperamos y deseamos que la apuesta salga bien, pero nadie nos puede quitar nuestras dudas sobre este cambio en la posición de cinco, y repito, sin saber si hay algo dentro que se cueza y desconozcamos para tomar esta decisión fulminante sobre un jugador con contrato vigente (algo no habitual en el Real Madrid), por nuestra parte nosotros solo podemos hablar de lo que hemos visto en la pista a un jugador que se había merecido, sobradamente, seguir a las órdenes de Pablo Laso

Artículos Relacionados

Han comentado en: “Othello Hunter, el peor refuerzo para el enemigo”

  1. Juan Francisco Gonzalez

    Hunter es un tirador de 3 increíble, en Valladolid se hincho a meter triples. Decisión claramente erronea.

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas