Pablo Laso debe dar descansos que valen títulos

La acumulación de partidos y la mala suerte con las lesiones han llevado a Pablo Laso a tener la necesidad de utilizar a varios jugadores durante muchos minutos en los últimos meses. La fatiga se empieza a notar y nos hace recordar malas experiencias anteriores.

Pese a que la planificación del Real Madrid a principio de temporada estaba orientada a permitir a Pablo Laso hacer un mayor número de rotaciones, las lesiones de larga duración de Llull, Kuzmic, Ayón o Randolph no han dado todas las opciones que se esperaban para dar descanso a jugadores importantes de cara al momento en el que se jugarán los títulos.

Cierto es que el técnico vitoriano no suele hacer jugar a ningún jugador más de 30 minutos por encuentro, pero la carga de partidos, al menos dos por semana, crea en ellos esa sensación de fatiga física y, seguramente, mental. La disminución del número de asistencias o rebotes y la falta de acierto desde el triple durante la Copa pueden ser consecuencia de ese cansancio.

En alguna ocasión hemos visto que el equipo llegaba fundido a final de temporada y terminaba perdiendo los títulos tras hacer un gran año. La Copa ya es pasado y el objetivo es llegar lo mejor posible desde la segunda quincena de abril, cuando se juega el playoff de Euroliga, hasta junio, que se decidirá el campeón de la Liga Endesa.

Para ello, Laso podría sacar de la convocatoria a jugadores claves en partidos de ACB, aprovechando el colchón de cuatro victorias que tiene con el Valencia, y repartir muchos minutos entre los menos habituales. Jugadores como Maciulis, Yusta o Radoncic podrían acumular bastantes minutos y aportarían la energía necesaria para ganar partidos y no perder la primera posición, diferente es la situación de Randle, que tras el alta de Ayón queda fuera de ACB al ser extracomunitario.



Además, la vuelta de Randolph y Ayón ya están ayudando a dar algo de respiro a los interiores del equipo, quienes están teniendo que hacer un tremendo esfuerzo para intentar hacer olvidar las bajas. Un buen estado físico de los hombres altos será clave para superar la eliminatoria de playoff de Euroliga que seguro enfrentará al Real Madrid con un rival muy duro.

Y, por último, el jugador que necesita un par de semanas de desconexión casi absoluta es Luka Doncic. El año pasado hizo un increíble inicio de temporada y en febrero comenzó a caer su estado físico y no llegó a levantarse. Esta temporada está ocurriendo algo parecido, pues recordemos que el esloveno está jugando desde el Eurobasket y teniendo una influencia en el juego del equipo muy alta, lo que ha hecho que en este último mes su rendimiento haya caído, afectando claramente al juego y los resultados de su equipo.

Es por ello que los jugadores muy determinantes como el propio Doncic, Campazzo, Thompkins o Rudy, quien está en muy buena forma pero que debe mantenerla hasta junio, deberán descansar durante los dos próximos meses para llegar frescos a final de temporada.

Cuando estos jugadores están física y mentalmente en buena forma, son muy difíciles de parar. El juego que le gusta al equipo necesita tener las piernas fuertes para correr al contragolpe cada vez que pueda, presionar en campo rival y anotar de 3. Esa es la filosofía de Pablo Laso y el estilo que más gusta a la plantilla, pero para eso toca descansar.