Panathinaikos da un baño de humildad al Barça de Sito Alonso

Llegaba el Barça con mucha moral al partido de esta noche contra Panathinaikos y más aun tras el partido de la primera vuelta donde aplastaron a los de Xavi Pascual. Pero el OAKA es otro mundo y los griegos han superado de forma cómoda al Barça (84-75) que ven cortada su racha de triunfos y ven alejarse de nuevo un poco más el sueño de meterse entre los ocho mejores.

De entrada ya se sabía que el partido no tendría nada que ver con el partido de la primera vuelta donde al Barça superó a Panathinaikos de forma clara, lo que supuso un liderato, a la postre efímero, que enseñaba un Barça luchador y que parecía dispuesto a todo esta temporada. Unos meses después el Barça ha pasado por diversas rachas y ahora llegaba con buenas sensaciones que han chocado contra un equipo que en su campo parece imbatible y que no conoce la derrota en el OAKA.

El Barça con Seraphin fuera de la rotación por un esguince en su rodilla derecha y Sanders fuera del equipo por decisión de Sito, arrancó el partido muy serio, defendiendo muy fuerte y anotando con facilidad, excepto desde el tiro libre, donde tiene un problema que debe solucionar.

Tomic dominó la pintura en los primeros minutos imponiendo centímetros y calidad. Apareció Calathes para darle la vuelta al ritmo del partido e igualó el primer cuarto. El segundo cuarto fue un intercambio de golpes entre ambos equipos y a pesar que el Barça abrió un hueco de 7 puntos fue rápidamente contestado por los griegos que dejaron al Barça más de cuatro minutos sin anotar.

Tras el descanso los fallos entre ambos equipos fueron la constante y eso luego penalizó mucho a los blaugrana que dejaron con vida a Panathinaikos y eso es mucha ventaja para un buen conjunto que en el OAKA enseña músculo y potencia para llevarse todos los partidos que juegue en su campo.

De nuevo Calathes tomó el mando acompañado de Gist en ataque para tomar las primeras distancias para los de Xavi Pascual, que tan solo con un buen Heurtel dejaba dentro del partido al Barça. Pero en el último cuarto apareció un invitado “sorpresa”. El invitado ha sido Pappas, no sorpresa por no tener calidad, sino porque hasta entonces estaba inédito en ataque y en el último cuarto ha anotado 15 puntos siendo clave para que Panathinaikos se llevara un triunfo que deja tocado al Barça en su futuro en Euroliga.

Así el Barça queda tocado aunque la segunda vuelta acaba de empezar y esta próxima semana bien un doble duelo ante Valencia y Brose Bamberg que de lograr las dos victorias podría dejar de nuevo cerca la octava plaza pero este equipo de momento no es nada fiable y lo que pueda ofrecer siempre será una incógnita.

ANÚNCIATE EN PLANETACB