El partido más largo del año se decide en una jugada de la 3º prórroga

OKC Thunder y Philadelphia Sixers tuvieron que llegar a la última jugada de la 3º prórroga para decidir quién iba a ganar el encuentro

Se presentaba el duelo más desigualado de la NBA históricamente, pues OKC poseía la racha en activo más larga de la liga, con 16 victorias consecutivas ante los Sixers y más de 9 años sin ceder una derrota ante su rival de anoche. Y la estadística continúa viva pero no sin sufrimiento, pues OKC se impuso por un ajustadísimo 119-117 en Philadelphia tras tres tiempos extra.

Los visitantes gozaron de hasta 17 puntos de ventaja, pero un parcial final de 0-11 de los Sixers en los últimos 5 minutos les llevó a la prórroga. Fue entonces cuando vimos por primera vez a los Sixers por delante, por hasta 5 puntos de diferencia, pero no se deshacía el empate y llegábamos al tercer asalto extra. Una canasta de Roberson a 10 segundos del final junto al tapón de Patterson al triple de Redick posterior iba decantar la balanza a favor de los de OKC.

Y con tanto tiempo jugado, no es de extrañar que salieran las estadísticas engordadas. Russell Westbrook (27+18+15, 52 minutos) fue el mejor del encuentro, mientras que por los Sixers destacaron los 48 minutos de Embiid (34+8+6) o los 51 del rookie Simmons (12+9+11+4).

Del resto de la jornada destacamos el partidazo de Ricky Rubio (22+7+5) en la victoria de los Jazz en Boston (1º desde 2008 allí), 107-95 aún perdiendo a Gobert por lesión de nuevo; la racha de los Bulls, que siguen sin conocer la derrota (5-0) desde el regreso de Mirotic (22+8), ganando anoche 115-109 en Milwaukee; y el triunfo de los líderes Rockets (12W consecutivas) ante los Spurs, 109-124.

Foto de portada: @NBAcom