Opinión Carlos Casas 

Pau, Marc ¡ni os resfriéis!

Los pívots de Sant Boi serán claves, una vez más, para que esta selección pueda hacer un gran papel en el próximo Eurobasket. Las bajas de varios jugadores importantes hacen más relevante aún su presencia sobre la pista, puesto que la ausencia de alguno de los dos supondría para España la pérdida de sus máximos baluartes.

Llevamos unos cuantos años ya disfrutando, verano tras verano, de alentar a una de las mejores selecciones del panorama internacional y a la mejor generación de jugadores de baloncesto que ha dado nuestro país. Los éxitos conseguidos son acordes a la calidad de los jugadores, pero no en todos los campeonatos se puede contar con todos los jugadores ni con el máximo rendimiento de cada uno.

Las bajas de jugadores como Rudy Fernández, Sergio Llull o Nikola Mirotic hacen que la línea exterior de la selección se vea claramente mermada, y a esto hay que sumarle que Navarro no es eterno, éste será su último torneo, y ya nos podemos dar por satisfechos si su estado de forma es óptimo, algún partido ganará con su muñequita.

Pero para ganar un europeo se necesita mucho más que el acierto de determinados jugadores en partidos sueltos, se necesitan referencias en ambos aros y, afortunadamente, España tiene dos: Pau y Marc. Sobre todo el primero ya nos ha salvado de muchas, y va a tener que volver a hacerlo. El juego del equipo de Scariolo se sustenta, de forma evidente, en sus dos pívots, cuando ellos están en la pista todos los balones pasan por sus manos, ya sea en el poste bajo, en el poste alto o en el triple, desde donde ellos consideren oportuno, pero son quienes se encargan de mover al equipo y de convertir en puntos las situaciones de juego.

 

Cierto es que contamos con dos bases excelsos, como son Ricky Rubio y Sergio Rodríguez, pero el peso del juego ofensivo y de la intimidación defensiva recae, principalmente, sobre los hermanos Gasol. No solo por sus puntos o sus rebotes, sino por la simple sensación de inferioridad que tiene el rival ante tales gigantescos hombres. Además, son una importante parte del alma que tiene esta selección y que le ha llevado a ganar partidos que tenía prácticamente perdidos y luchar contra la mejor selección del mundo de igual a igual.

El apoyo de jugadores contrastados como los nombrados anteriormente o de jóvenes prodigios como los Hernangómez serán de gran ayuda, por supuesto, pero para ganar el Eurobasket precisamos del mejor Pau Gasol y del mejor Marc Gasol, así que desde aquí les pido, cual abuela preocupada por su nieto, que vayan bien abrigados y tengan cuidadito con el frio que pueda hacer por el este de Europa que no se pueden permitir ni un resfriado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas