Perfumerías Avenida golpea primero ante Spar Citylift Girona

No podía dar comienzo la final de la Liga Dia de otro modo que no fuera con las gradas de Würzburg llenas y un emotivo minuto de silencio en memoria del recientemente fallecido Nicolás San José, pero, a partir de ese momento, las emociones dieron paso a un auténtico espectáculo que desembocó en el primer triunfo de Perfumerías Avenida por 71-70.

Al igual que había sucedido en la final de 2017 y tal y como empezó la final del 2016, el Perfumerías Avenida no dejó escapar el primer punto de la serie ante un Spar CityLift Girona que trajo consigo un buen planteamiento defensivo pero que no pudo contener el acierto exterior de un conjunto salmantino que afrontará ahora el segundo asalto con la tranquilidad que supone el viajar con un 1-0 a su favor.

Asurmendi y el triple dinamitan la defense gerundense (19-14)

Dicen los cánones que las finales suelen ser partidos de muchos nervios y en los que los marcadores no suelen destacar por la abundancia de puntos, una leyenda que se cumplió al pie de la letra durante los primeros compases del encuentro inaugural. Así lo decidió Eric Surís con un soberbio planteamiento defensivo que llevó a las jugadoras perfumeras a tener los primeros problemas a la hora de poder añorar sus primeros puntos. Y es que, ni siquiera una buena circulación de balón fue suficiente para poder evitar que el conjunto visitante se anticipara a las líneas de pase (5-6). Se habían cumplido apenas cinco minutos de partido y, con su rival por delante en el marcador, Miguel Ángel Ortega había movido ya su banquillo hasta en cuatro ocasiones para dar entrada en pista a 9 de sus 10 jugadoras. Así, fue desconcertando el conjunto local a un Uni Girona impulsado por un triple de María Conde desde la esquina (7-11) pero al que le costó contener a una María Asurmendi que revolucionaba el juego de las salmantinas (13-11). Comenzaba a sonreírle la suerte al Perfumerías Avenida desde el perímetro aportando frescura al juego de un equipo que se vino arriba para afianzar su renta en el tramo final del primer acto (19-14).

Del corazón a la cabeza para marcar territorio (22-16)

Con una expresión totalmente diferente en sus rostros, las jugadoras de Perfumerías Avenida regresaron a pista con un juego mucho más alegre que el de los primeros minutos de partido. Buenas sensaciones que se tradujeron en un incremento de la presión defensiva y una nueva explosión exterior que Eris Surís trató de detener con dos tiempos muertos casi consecutivos. Avenida se marcha y Miguel Ángel Ortega pedía cabeza a un equipo que dejaba de jugar con el corazón para ponerle cabeza al encuentro (30-18). Con María Conde poniéndole la pasión al juego de su equipo, el Spar CityLift Girona lo intentaba de todas las maneras posibles, desde la línea exterior, con balones interiores, a través de penetraciones… La batalla se había desatado y el partido buscaba valientes dispuestas a afrontarla desde las primeras líneas de juego (32-26). ¿Alguien dijo valientes? Porque pocas jugadoras entienden mejor lo que significa esa palabra que una Laura Nicholls que asumió el último lanzamiento de la primera parte, un triple frontal de esos con suspense y que enmudeció la grada durante unas décimas de segundo. Eso sí, la fortuna estaba del lado de Avenida y el balón entró enviando a las salmantinas a los vestuarios con 11 puntos de renta (41-30).

Coraje gerundense para comprimir el marcador (11-16)

Había motivos para el optimismo en el seno del Perfumerías tras el impulso del tramo final de la primera parte pero como si de un calco del primer acto se tratara, el partido vivió sus momentos más “trabados” tras el paso por vestuarios. La buena defensa gerundense alejaba del aro a las salmantinas y el marcador se estancaba así que, una vez más, tuvo que ser la circulación de balón y los triples los que comenzaran a abrir la lata (46-36). Fue, en ese momento, cuando Perfumerías Avenida tiró de nuevo de acierto para poner de nuevo tierra de por medio. Las de casa lograban la máxima del partido y, como no podía ser de otro modo, Eric Surís paraba el partido y tiraba de pizarra (50-36). ¡Bendita pizarra! Pensarían a buen seguro los seguidores catalanes porque, a partir de ese momento, su equipo dio un paso al frente en el partido. Parcial de 2-10 y el triunfo de nuevo una realidad palpable (52-46).

De Salamanca a Girona y de nuevo a Salamanca (19-24)

El partido era un ir y venir de sensaciones. La alegría pasaba de un laso de la pista a otro en cuestión de segundos y tan pronto era Spar CityLift Girona quien celebraba el triple que les ponía a 3 puntos como era Perfumerías Aevnida quien firmaba un 5-0 con triple de Silvia sobre la bocina incluido (57-49). El partido estaba completamente roto y los sitemas saltaban por los aires cada vez que había ocasión de dinamitar el partido a golpe de talento. Un soberbio aro pasado de María Conde, un poderoso 2+1 de Adaora Elonu, su correspondiente réplica a cargo de Shante Evans… ¡Nadie renunciaba el triunfo! Especialmente un Spar CityLift Girona que llegó a completar un 2-12 para colocarse a rueda a falta de tres minutos para el bocinazo final (66-65). No se conformó el equipo de Eric Surís, habían hecho lo más difícil y tan sólo quedaba un último esfuerzo (67-67). El triple de Traoré fue toda una declaración de intenciones (69-70). Pero 40 minutos en Würzburg son demasiado largos, las gradas apretaban, Evans fallaba y el rebote de Givens trajo consigo una falta antideportiva a falta de 1,3 segundos para el final. El partido terminaba y Salamanca celebraba. El triplete, un paso más cerca (71-70).

Fuente y foto: FEB

ANÚNCIATE EN PLANETACB