¿Por qué Ricky Rubio es un referente? Cuatro frases sobre su madre en su emotiva carta

Foto: nba.com

Ricky Rubio se ha convertido en todo un referente en España y en el mundo. Un deportista capaz de mostrar sus sentimientos a los aficionados. Un jugador realista y que sabe diferenciar entre las complicaciones del juego y las de la vida. Una figura admirada por todos y que siempre que puede se hace querer por el público de a pie.

El catalán ha escrito una carta en The Players Tribune, donde deportistas de élite se abren en cuerpo y alma y relatan algunas de las experiencias más duras de su vida. Ha habido algunos que han hablado de depresiones, de cómo mejorar el juego, de la dificultad de ser una estrella… Y Ricky ha querido hablar de la pérdida de su madre.

Tona, que falleció por culpa de un cáncer, sigue en el día a día de Rubio gracias a su empeño por mantenerla en el recuerdo. El base de los Suns encabeza varios proyectos benéficos contra esta enfermedad y, como él mismo explica, ha aprendido que puede utilizar su figura de estrella para ayudar a más gente. En su carta se pueden recoger cuatro reflexiones que muestran cómo es Ricky Rubio y por qué es admirable su persona:

«No pude borrar su número. Le enviaba mensajes de texto y aún lo sigo haciendo. Durante una época sentí que estaba volviéndome loco. Ese año culpaba a todo el mundo, a mi familia y mis amigos, por como me sentía. Sufrí una depresión y empecé a ver el baloncesto de otra manera».

«Pasaron dos meses más antes de que terminara la temporada. Hice lo que necesitaba hacer en la cancha. Pero fue muy difícil. Mi mente estaba muy lejos. Pensé en mi madre todo el tiempo. Después de nuestro último partido de la temporada con los Wolves, volé a casa nuevamente».

«Culpé a muchas cosas. Culpé al baloncesto. Culpaba a las personas a mi alrededor por cómo me sentía. Le eché la culpa a todo».

«Todos los días trato de hacer algo para hacerla sentir orgullosa. Eso es lo que se merece. Somos un equipo. Nos tenemos para siempre. Te quiero mamá», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *