¿Qué fue de KC Rivers, el triplista efectivo del Real Madrid?

Alero, escolta o cualquier posición donde se le permita lanzar de tres son las preferencias de KC Rivers para brillar en la pista. Pasó por el Real Madrid, donde consagró su figura, y salió con el respeto de todo el aficionado. Su acierto en el triple superó el 40% en ACB.

Rivers, nacido en Charlotte un 1 de marzo de 1987, comenzó su carrera en Virginia y poco después se marchó a Clemson, donde pasó hasta cuatro temporadas en el baloncesto universitario de la NCAA. Tras finalizar la carrera puso rumbo a Italia con el Associazione Basket Latina (Lega Due), aunque en diciembre se marchaba para participar en Lega y Eurocup con el Benetton Treviso.

Pero apenas unos meses después de llegar al club, cambió de ciudad y equipo para vestir la elástica del Chorale Roanne y poco después del Canadian Solar Bolonia. Los saltos habituales en los jugadores jóvenes y más que prueban suerte por primera vez en Europa. El Lokomotiv Kuban iba a ser su primer gran reto y que le permitiría llamar la atención de algunos clubes del continente.

De nuevo, y sin dejar Rusia, fichaba por el Khimki tras una temporada y debutaba por primera vez en la Euroliga. Sin embargo, no consiguió esa continuidad necesaria y regresó a Estados Unidos para seguir creciendo en al D-League. Era la temporada 2013/2014, la última antes de encontrar el cielo en el Real Madrid.

En la 2014/2015 Rivers se vestía de blanco y conocía lo que era la gloria por primera vez en su carrera. El Real Madrid de Laso firmaba su mejor temporada levantando todos los títulos. El principal, esa Euroliga ganada en Madrid ante la afición merengue. Tras ese año repleto de triunfos, Rivers cambiaba una vez más de residencia y se marchaba al Bayern.

Pero con los alemanes no renovó y el Madrid, que necesitaba cubrir la baja de Rudy por lesión, le abrió la puerta. Un regreso que, como no podía ser de otra manera, se terminaría con un título de ACB y otro de Copa del Rey. Era el equipo con el que más se había divertido Rivers y también con el que más estabilidad había conseguido.

Esa vuelta no se extendió en el tiempo y Rivers fichó por el Panathinaikos, donde esta vez si encadenaría dos temporadas disputando la Euroliga a un gran nivel. La primera temporada por encima de los 11 puntos por encuentro y la segunda bajando hasta los 8,5. Dos años alejado de Madrid y donde comprobó la dificultad lejos de la capital. Tanto que en el playoff se quedó sin anotar ante su exequipo.

Su regreso a las canchas de primer nivel, tras jugar en el Reggio italiano y promediando más de 15 puntos, ha sido con el Estrella Roja. Un fichaje que ha supuesto un golpe de efecto para los serbios. Van primeros en la clasificación de la ABA y, una vez más, ronda los nueve puntos por partido en apenas cuatro encuentros disputados. A sus 31 años, Rivers aún tiene tiempo por delante para mostrar su mejor nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies