¿Qué fue de Marcus Slaughter, el ídolo del madridismo?

El jugador norteamericano lleva varias temporadas disfrutando del baloncesto en la primera división turca. Slaughter, pese a haber terminado su etapa como jugador merengue, sigue demostrando su afición al Real Madrid mediante sus redes sociales, donde mantiene contacto con los que fueron sus compañeros.

Pocos jugadores conquistaron tanto el corazón de los aficionados del Real Madrid. Un potencial en la cancha pero también en su perspectiva con la grada. Marcus Slaughter, durante las tres temporadas que estuvo en el conjunto de Chamartín, consiguió amarrar su relación con el madridismo para toda la vida.

Y es que no era de esos jugadores que se lucían solo en la cancha o con los hinchas. Slaughter aunó su calidad baloncestística con una personalidad tremenda. Pero, sobre todo, con su madridismo absoluto e intrínseco. Ganó todo lo posible: Euroliga, Supercopa, Liga, Copa del Rey… Todo para ser uno de los jugadores que han formado parte del gran proyecto de Pablo Laso.

Sin embargo, el problema con los pasaportes y los extracomunitarios obligó a Slaughter a cambiar de aires. Ya lo había hecho antes, pues partió de España -en el Valladolid- hacia Alemania. Tras abandonar la capital, puso rumbo a Turquía donde ha desarrollado gran parte de su carrera en las últimas temporadas.

Primero lo hizo en el Darussafaka Dogus y ahora ha modificado levemente su situación, puesto que se mantiene en la TBL jugando para el Bahçeşehir Koleji. Allí promedia 7,93 rebotes por encuentro, números similares en cuanto a anotación y rondando los cinco créditos de valoración media. Todo ello en alrededor de 25 minutos que juega por partido.

Su futuro parece estar ligado a la liga turca, de ahí la apuesta de jugar para un recién ascendido que optó por él como estrella frente a equipos millonarios como el Fenerbahçe o el Anadolu Efes. De hecho, fue ante los de Obradovic cuando logró uno de sus mejores encuentros: 10 puntos y siete rebotes.