Randolph ya rompió los plazos de recuperación en su última luxación de hombro

El esloveno del Real Madrid cayó lesionado ante el Iberostar Tenerife tras una mala caída contra la mesa de comentarista. Un golpe que le dejó fuera a causa de una luxación de hombro.

Una lesión que, más allá de los diferentes niveles de gravedad en los que pueda presentarse, ya vivió en 2017 Anthony Randolph. El ala-pívot, en un primer momento, iba a estar cerca de tres semanas alejado de los terrenos de juego. Sin embargo, aceleró su recuperación y volvió antes de lo esperado.

Randolph entró en la rotación tan solo 12 días después de confirmarse su parte médico. Si el día 20 de octubre se conocía su luxación, el 1 de noviembre Pablo Laso le metía de nuevo en la dinámica del equipo.

El Real Madrid aún no ha comunicado la gravedad del asunto, por lo que el tiempo de baja podría aumentar o disminuir en función del nivel de importancia. Randolph, de momento, ya conoce este tipo de lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *