Razones más que justificadas para no cortar a Randle

Comentaba un narrador en MoviStar que la principal razón por la que Randle no era cortado en el Real Madrid (según la rumorología) se basaba en que sería asumir el conjunto blanco que había cometido un error en su contratación y que sería una especie de “quedar mal” dando por supuesto el fallo cometido.

Nosotros, que vivimos la actualidad del Real Madrid en el día a día hasta donde nos permiten llegar, no creemos que algo tan superficial como eso sea razón de peso para tomar una decisión de ese calibre y, por ello, hemos encontrado otras razones completamente diferentes de por qué debe continuar Chasson Randle vistiendo la camiseta blanca hasta final de temporada.

Razón 1) El Madrid no corta jugadores a mitad de temporada. Es una de las filosofías “lasistas” por antonomasia, miembro que se ficha, se queda hasta final de campaña salvo que haya algo muy, pero muy gordo que obligue a ello y si no, echen vistazo atrás para recordar algún jugador que haya sido cortado cuando ha habido casos donde el rendimiento era ínfimo, como así pasó con Maurice Ndour por ejemplo.



Razón 2) La confianza siempre está presente. Pablo Laso tiene dos características básicas de entrenador, da “hostias como panes” al que ve que baja el rendimiento sin miramiento alguno, pero luego es un defensor a ultranza del jugador, seguramente bien sabedor de lo que pasa por la cabeza por su pasado en pista. Su confianza en Randle no ha mermado en las razones que le trajeron al Real Madrid y sigue creyendo que es un jugador válido.

Razón 3) Pagar a lo tonto y quedarse sin red. Cortar a un jugador supone abonarle la ficha que tiene contratada para toda la temporada y sería mandarle a casa quedándose el Madrid, hasta la vuelta de Llull, con solo dos bases como son Facundo Campazzo y Luka Doncic. Ahora pónganse en situación, echen un vistazo a la situación que lleva el conjunto blanco esta temporada y piensen en una eventual lesión de cualquiera de ellos. ¿Prefieren tener a Randle o mirar al banquillo y solo ver a Rudy Fernández que pueda jugar eventualmente en esa situación?

Razón 4) Jugador de equipo y club. Algo que no se puede quitar a Chasson Randle es su profesionalidad absoluta, podemos decirle que sabemos a ciencia cierta que “entrena como una bestia” y es de los que siempre se quedan al final del entreno para seguir mejorando, ya sea en solitario o en compañía de otros compañeros, ellos son razones suficientes para el cuerpo técnico del Real Madrid de creer que su momento llegará, ejemplos han tenido muchos con gente con Jeff Taylor o Trey Thompkins sin irnos muy lejos.

Razón 5) Sin locuras en el mercado. El Real Madrid siempre mira al mercado, es su obligación, y sabe perfectamente que al día de hoy, cerrado el mercado ACB, fichar un base no sería una actuación muy lógica viendo el rendimiento de Campazzo y Doncic, que Llull está en su última etapa de recuperación y que Randle, desde su postura de tercer base, asume perfectamente su rol de banquillo (no se crean que todos actuarían igual) mostrando siempre un apoyo unánime a los que están en pista y sin soltar ni un mal comentario sobre su situación actual.

Así las cosas, la solución está clara, Randle seguirá hasta final de temporada y, a partir de ahí, ya se tomará la decisión que se crea más correcta porque en el Real Madrid, eso de cortar jugadores, no se lleva.