Respetemos la profesionalidad y la intimidad de Jaycee Carroll

Contemplo con cierto estupor ciertos comentarios, e inclusive noticias, sobre el estado de ánimo de Jaycee Carroll y que ello le está llevando a bajar su rendimiento deportivo.

No, no soy amigo de Jaycee Carroll, mi «relación» con él no ha ido más allá de un «buenos días», «enhorabuena por el nacimiento de tu hijo» o un «feliz cumpleaños» en el caso de que la rueda de prensa coincida con tal fecha (a lo que siempre ha respondido y atendido con una educación exquisita), pero no se crean que es algo que me pasa solo a mí, sería capaz de atreverme y decir que al 99% de los compañeros que semanalmente visitan Valdebebas o van a los partidos que juegue el Real Madrid, les pasa lo mismo, el club blanco es muy hermético y es raro que alguno de sus componentes «saque un pie del tiesto».

Por ello, no paro de asombrarme cuando leo comentarios, afirmaciones y hasta informaciones en que se habla del estado de ‘depresión’ de Jaycee Carroll y se basan para ello en datos como es su porcentaje de triples de los últimos partidos o que ante Baskonia no tuvo ni un minuto y solo se me ocurre decir que, dudar de la profesionalidad de un jugador como Carroll y pensar que su estado de ánimo está bajo porque tiene en USA a su familia, rozaría de forma absoluta la falta de respeto.

Miren, Jaycee Carroll ha estado con permiso del club y que el propio Laso ha concedido a bastantes más componentes del equipo como han sido Taylor, Campazzo o, el más sonado, Trey Thompkins con motivo del fallecimiento de su madre, es decir, no es algo extraordinario ni se ha hecho como algo excepcional, si un jugador del Madrid tiene un problema personal, lo plantea y desde el club se le ponen todas las facilidades que necesite y, aunque no se lo crean, esa es una de las claves del éxito del conjunto de Laso.

Por otro lado, que Carroll está en una mala racha de tiro, es un dato innegable, algo que siempre le pasan a todos los tiradores y que el propio Jaycee ha sufrido más de una vez en sus carnes y que siempre ha tenido la misma respuesta de Laso, «no me preocupo cuando no las mete porque le veo en los entrenamientos y sé que volverá a hacerlo en cualquier momento», algo que el técnico blanco ha repetido hasta la saciedad cuando ha tenido otras crisis en sus lanzamientos.

Aparte de ello, en los minutos que Laso le ha tenido en el campo, su comportamiento defensivo ha sido exquisito, encargándose del base rival y, encima, ha tenido que sufrir el rigor de una lesión en los últimos minutos de su partido contra Movistar Estudiantes debido  y que le obligó a retirarse, pero sin borrarse de ninguna de las dos citas posteriores teniendo minutos ante CSKA y Khimki, algo que no todos habrían hecho.

Ahora se nos ocurre decir que está deprimido porque su racha no es buena, y nos atrevemos a decir que es por un tema de que su familia está lejos, como si nosotros fuéramos confesores del propio Jaycee o él hubiera hecho algo público, en resumen, elucubramos sin datos.

Por mi parte, solo puedo dejar un dato real, un tío veterano como Jaycee con sus 36 años, tras terminar los entrenos colectivos con el Real Madrid, se pone a las órdenes de Chus Mateo para seguir perfeccionando su tiro de tres puntos como aquí se puede ver, si eso es estar deprimido y no ser un profesional como la copa de un pino, saquen sus propias conclusiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies