El resumen de la temporada 2016/2017 en la NBA: ‘Póngame otro triple-doble’

A pesar de haber sido unos Playoffs muy rápidos, incluidas las finales, con eliminatorias solventadas casi por la vía rápida, esta temporada la NBA no ha puesto su punto y final, digamos, hasta la entrega de premios que se hizo a posteriori incluyendo algunos reconocimientos por estos Playoffs. Pero, ¿y quién se acuerda de aquellos meses de invierno, de todos los récords que hemos visto esta campaña, de los momentos clave? Aquí intentaremos resumir lo que ha sido un año que como ven hemos titulado ‘póngame otro triple-doble‘, enseguida entenderán por qué.

LA PRETEMPORADA

En plena disputa entre jugadores y liga por conseguir un calendario más justo y liberado de tantos ‘4 partidos en 5 días’, la pretemporada ya fue de por sí más light que de costumbre. Pero ojo, que antes teníamos tres retiradas de hombres que han marcado un antes y un después en esta liga. Hablamos, por supuesto, de Kobe Bryant, Tim Duncan y Kevin Garnett, leyendas del baloncesto.

Foto: @NBATV

Unos vienen y otros se van, y es que el draft nos traía caras nuevas que, permítanme decir, no han dado la talla. El número 1 Ben Simmons iba a parar a los Sixers, pero no llegó a debutar en toda la temporada. Completando el podio, Brandom Ingram (LAL) y Jaylen Brown (BOS) tampoco han demostrado grandes cosas todavía. Quién sí que demostró, y mucho en su condición de rookie, fue Joel Embiid, que debutaba con los Sixers tras dos años en el dique seco y habría ganado de sobra el ROY de no ser por su lesión en primavera.

Para terminar con los preparativos de cara a la verdadera competición, el mercado de fichajes nos dejaba el bombazo del siglo, con Kevin Durant fichando por Golden State Warriors. Otros movimientos muy sonados fueron la marcha de Dwyane Wade de Miami Heat rumbo a Chicago Bulls, o la de Derrick Rose, que dejaba precisamente los Bulls para firmar por los Knicks. El español Pau Gasol era otro de los grandes nombres del verano con su salida hacia San Antonio Spurs.

Foto: @CBSSportsNBA

LOS WARRIORS COMENZABAN CON DUDAS Y ASOMABAN LOS GALLITOS DE LA LIGA

Tras batir el récord de victorias en una temporada con 73-9, los Warriors comenzaban el curso 2016/2017 con sorpresa. Los Spurs les aplastaban 129-100 en Oakland, un campo prácticamente inexpugnable para cualquier rival en el último trienio. Empezaban a oírse críticas al equipo, aún con Durant en sus filas, de que este año no iban a ir tan bien, y que la derrota en las finales les había tocado tanto que estaban deprimidos. Poco después, Stephen Curry perdía su racha de 157 partidos consecutivos anotando al menos un triple, la mejor de la historia. Ya llegados a Navidad, también los Cavs sorprendían venciendo a los Warriors.

Pero en los inicios de la liga ya tuvimos varias actuaciones memorables, asomaban los ‘gallitos’ de la NBA, y entre ellos estaba, cómo no, Stephen Curry. Tan solo 24h después de perder su racha en triples, lograba el récord de más canastas de tres puntos en un partido, con 13. Superaba así el mítico registro que él mismo compartía con Donyell Marshall y Kobe Bryant. Otros que también comenzaban fuerte la temporada fueron Anthony Davis, que se marcaba un 50+16+5+7+4 en su debut, o Russell Westbrook (51+13+10), ya comenzando el curso con algo a lo que nos ha tenido acostumbrados todo el año, el triple-doble.

LLEGAN LOS REFUERZOS

Con los meses de Enero-Febrero llegaba el turno de recapitular y analizar la situación. Si había opciones de Playoffs, si se necesitaba algún fichaje para dar ese salto definitivo, si tocaba tankear el resto de la temporada… Y así es como los Cavs, que ya nos tienen acostumbrados, incorporaban en el mercado de invierno a Kyle Korver y Deron Williams. Otros que movieron ficha fueron los Pelicans, que juntaban a Anthony Davis con DeMarcus Cousins, y los Raptors, trayéndose al hispano-congoleño Serge Ibaka desde Orlando.

Foto: @zesty_pelicans

EL FIN DE SEMANA DE LAS ESTRELLAS

Llegábamos a Febrero y nos encontrábamos con la sorpresa de no ver a Russell Westbrook como titular en el All-Star. La acumulación de estrellas en el Oeste hizo que fueran Harden y Curry los que salieran elegidos, y el base de OKC se tuvo que conformar con ser suplente. El evento en sí tuvo muchas críticas por la pérdida de calidad, especialmente en los concursos del sábado, muy descafeinados. Brillaron las sorpresas, con Kristaps Porzingis venciendo en el de habilidades, Eric Gordon en triples y Glenn Robinson III en mates.

Foto: @NBAcom

Pero las miradas se centraron en el partido del Domingo, donde todos querían ver el espectáculo que no les había sido dado en todo el fin de semana. Y se podría decir que lo tuvieron. Con un marcador de 192-182 para el Oeste, tuvimos al MVP Anthony Davis batiendo el récord de anotación en un All-Star ante su público. Con 52 puntos, le arrebató el galardón a su compañero Russell Westbrook, que se volvió a quedar a las puertas con 41 puntos de nuevo.

AFRONTANDO LA RECTA FINAL DEL CURSO

Se iba acercando el final y empezaban a definirse los puestos de Playoffs. Con los Warriors líderes no tan destacados como de costumbre, y sin quitar protagonismo a la terrible lesión de Jabari Parker por 12 meses, llegaba una noticia que enmudecía al mundo del baloncesto: de nuevo caía Kevin Durant. Los pronósticos eran peores de lo que finalmente fue, pues el alero de los Warriors volvía justo a tiempo para los Playoffs.

Mientras los líderes del Oeste lo pasaban mal, con los Spurs e incluso los Rockets al acecho, sus máximos rivales de los últimos años, los Cavs, no iban mucho mejor. Un mal final de temporada les relegaba a la segunda plaza del Este empatados con los Raptors como 3º. Los Celtics, sin hacer mucho ruido, se colaban como líderes de conferencia y con Isaiah Thomas en plena forma.

Foto: @NBA

La liga regular terminaba con muchas más sorpresas. La espectacular remontada de Miami Heat, desde el farolillo rojo del Este, se quedó en un 9º puesto perdiendo el desempate con Chicago Bulls por estar en Playoffs. Mejor resultado le dio una situación similar a los Wizards, que también comenzaron el curso como colistas y lo acabaron en 4º posición. Por el Oeste, los Spurs se permitieron el lujo de ‘ceder’ el liderato a los Warriors, mientras que la gran novedad iban a ser los Jazz y su regreso a Playoffs con el 5º puesto. En una bonita lucha por la última posición del Oeste, finalmente los Blazers fueron los afortunados vencedores, también viniendo desde atrás para acabar adelantando a Denver.

LA HORA DE LA VERDAD

Con los 16 equipos clasificados ya conocidos, llegaba el momento de demostrar quién merecía el título. Sin embargo, una trágica noticia iba a marcar la previa de los Playoffs: Chyna Thomas, hermana de Isaiah, fallecía en un accidente de trágico a sus 22 años. A pesar de tal derrumbe emocional, el base de los Celtics decidió jugar los dos primeros encuentros de la serie frente a Chicago Bulls antes de acudir con su familia al recuerdo de su hermana, volviendo después al tercer partido. Y, por si fuera poco, los Bulls vencían en Boston ambos partidos dejando al líder del Este contra las cuerdas. Pero la fuerza y el empuje que traía un emocionado Isaiah llevó a los Celtics a remontar para imponerse 4-2 en la primera ronda.

Foto: @NBAcom

Sin embargo, al igual que ya hicieron con los Pacers en primera ronda y los Raptors en segunda, los Cavs iban a arrasar 4-1 a los Celtics en las finales del Este, con lesión de Isaiah incluida. Por el Oeste, los Warriors iban a llegar de nuevo a las finales con un perfecto 12-0 y con la lesión de Kawhi Leonard en las finales de Conferencia como punto de inflexión. Los Spurs mandaban por 21 puntos en el primer partido en Oakland antes de la lesión de su estrella, que se perdería el resto de la eliminatoria y veía caer 4-0 a los suyos.

Con dos equipos de récord, habiendo acumulado un 24-1 hasta las finales, todos estábamos deseando que empezara la competición de verdad, con marcadores ajustados, victorias alternadas y emoción hasta el final. Pero no fue así, los Warriors comenzaron las finales con un claro 3-0 a favor y un balance 15-0 en total que les situaba como mejor racha de la historia en Playoffs y, por supuesto, mejor arranque. Los Cavs conseguían la victoria de la honra en el 4º partido, pero caían 4-1 en el 5º y definitivo encuentro para ceder el trono de la NBA a su rival.

Foto: @NBAcom

Los Warriors lograban así su segundo título en tres años y el quinto de su historia. Con la mejor post-temporada de la historia (16-1), los de Oakland veían también a su flamante fichaje Kevin Durant levantar el trofeo de MVP de las finales.

EL TRIPLE-DOBLE COMO RUTINA

Era el titular de nuestro artículo y tiene una explicación. Si la temporada 2015/2016 se iba a caracterizar por los récords en triples, este curso lo iba a ser por los triples-dobles. Hasta 117 en total se han visto a lo largo de la temporada regular, superando los 78 de la temporada 1988-1989. Entre ellos, el claro dominador ha sido el a posteriori MVP, Russell Westbrook, que con 42 ocasiones ha batido el récord de Magic Johnson (41). Por detrás de él, James Harden logró 22 y LeBron James, 13.

Los hemos tenido de todos los colores, como el de Draymond Green (4+12+10+10+5) sin puntos, pudiendo haber sido el 6º cuádruple-doble de la historia. También hemos tenido el primer 50+15+15 de la historia con James Harden (53+16+17), o el de más puntos jamás visto, con Russell Westbrook (57+13+11), que también logró tal hazaña en Playoffs exclusivamente.

Foto: Reuters

Pero sin duda ese récord histórico de 42 triples-dobles de Westbrook, junto al hecho de promediar un triple-doble en una temporada (31.6 PPG, 10.7 RPG, 10.4 APG) le han llevado a un más que merecido MVP de la liga regular.

LOS ESPAÑOLES

¿Y los nuestros qué? ¿Qué tal les ha ido este año? Pues bien, para empezar, tuvimos a la mayor representación nacional de la historia, con 10 jugadores en la NBA. Algunos llegaron como novatos (Los Hernangómez, Abrines), otros regresaban para redimirse del pasado (Chacho) y muchos buscaban un nuevo sitio donde demostrar lo que valen.

Fotos: Twitter

Nuestro más laureado símbolo, Pau Gasol, era el primero que hacía las maletas. Se marchaba a los todopoderosos Spurs, tras un año de dececpción en los Bulls de Chicago. Serge Ibaka, tras varios años defendiendo el aro de OKC, iba a recalar en Orlando para irse a los Raptors en el mercado de invierno.

Otro que tiene experiencia más que de sobre, José Manuel Calderón, viajó por todo el país. Comenzó el verano siendo traspasado de los Knicks a los Bulls en el ‘caso Rose’. Posteriormente, era traspasado a los Lakers, donde comenzó la temporada. En primavera fue cortado y en busca de un contender llegó a firmar por los Warriors, pero una desafortunada lesión de Kevin Durant hizo que los de Oakland cambiaran de idea y le cortaran a las pocas horas. Finalmente, terminó fichando por Atlanta Hawks.

Todos han tenido sus más y sus menos, sus momentos de oscuridad pero también muchas actuaciones memorables. Ricky Rubio igualaba el récord de franquicia con los Wolves con 17 asistencias, Marc Gasol batía su marca personal con 42 puntos, y Pau Gasol terminaba la temporada como mejor triplista de la liga en cuanto a acierto se refiere (53.5%, 2º mejor registro de la historia).

Por si fuera poco, Marc Gasol participó en el All-Star como reserva, y Willy Hernangómez y Alex Abrines en el de novatos cubriendo lesiones. Además, Willy iba a ser elegido en el mejor quinteto rookie de la temporada.

LOS HIGHLIGHTS DE LA TEMPORADA

Más allá de los increíbles números logrados en triples-dobles, también hemos tenido anotaciones individuales destacables. Los 70 puntos del joven Devin Booker fueron deslumbrados por los 60 de Klay Thompson en tan solo 29 minutos, considerada la actuación del año. Además, Westbrook, Harden, Wall, Cousins, Isaiah Thomas y Butler lograron superar la barrera de los 50 puntos. En el caso de Westbrook, sus 58 puntos fueron también récord de franquicia.

En otras estadísticas del juego, también Westbrook iba a llevarse el premio en asistencias, con 22. En rebotes y tapones, hasta tres jugadores lograron 25 y 8, respectivamente, mientras que en robos Draymond Green fue el que más logró en un encuentro, con 10. Ampliando el abanico a registros de toda una trayectoria, vimos al Maverick Dirk Nowitzki superar la frontera de los 30.000 puntos, sexto máximo anotador de la historia NBA. Sin embargo, ya le pisa los talones un LeBron James (28.787 puntos) que a sus 32 años va camino de alcanzar al top3 más pronto que tarde.

Foto: @NBAcom

La nota triste de la temporada la pone el adiós de otra leyenda, Paul Pierce, y la posible despedida también, aún por confirmar, de Manu Ginobili.

Esperamos que hayan disfrutado de una campaña para el recuerdo y esperamos que nos sigan leyendo el próximo curso porque allí estaremos.

Foto de portada: @NBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies