Ross Barkley deja tirado al Chelsea en plena revisión médica

Roos Barkley, mediocentro del Everton, ha protagonizado la anécdota más surrealista en este sprint final del mercado de fichajes.

Everton y Chelsea habían acordado el traspaso alrededor de los 38 millones de euros y cuando el jugador estaba en plena revisión médica con el equipo de Londres, decidió marcharse y no pasarla, cancelando así la operación.

La sorpresa fue mayúscula, ya que el mismo jugador había pedido a su club que le dejase salir, para después cambiar de opinión. Ahora el jugador deberá esperar al próximo mercado, aunque no se descarta su renovación por el Everton.