Opinión Javier Rodríguez 

El sambenito que se ha quitado Facundo Campazzo

En los comienzos de la temporada pasada tuve la ocasión de entrevistar a Óscar Quintana, entrenador del UCAM Murcia por aquel entonces y con el que pude disfrutar de una charla amena y distendida con un apartado especial de Facundo Campazzo.

En concreto, Quintana comentaba que notó un entorno injusto hacia el argentino porque se hablaba muy bien de él, pero que había un hándicap, y era que no valía para cerrar partidos solo demostrando su calidad en los highlights, algo que había oído muchas veces y que el desmentía como así pudo comprobar con más de una victoria conseguida con canasta suya.

Esta madrugada Facundo Campazzo ha sido elegido mejor base del AmeriCup tras conseguir el subcampeonato frente a una selección USA que dista mucho de tener a los mejores, cierto es, pero donde han quedado varias cosas demostradas y es que el base está altamente preparado para afrontar el reto de dirigir al Real Madrid en esta temporada, no solo por sus medias de 14 puntos, 6.6 asistencias, 2.8 rebotes y 2.2 robos de promedio en los 25 minutos que ha tenido por partido, sino por la sensación de estar llamado a ser el líder natural de una selección argentina que está en pleno tránsito tras la generación dorada y al cual no le ha temblado el pulso de coger ese papel.



Ahora se incorporará a las órdenes de Pablo Laso tras sus dos años en Murcia, lugar donde ha tenido minutos, muchas responsabilidades, cambios de entrenadores, en el que ha jugado playoffs contra el Real Madrid, ha disputado Eurocup y ha sabido lo que es la competición pura y dura en los mejores años donde el UCAM ha obtenido los mejores resultados de su historia y donde ha tenido mucho que ver la figura de Campazzo.

Su rol en el equipo blanco diferirá al que tenía en Murcia, lógicamente, aunque la lesión de Llull ha aumentado exponencialmente el papel que tendrá que desempeñar desde el puesto de base, inclusive aunque viniera otro jugador tipo Van Rossom, le tocará dirigir en unión de Luka Doncic para ponerse a los mandos de un equipo al que todo el mundo quiere ganar y que está en el punto de mira en cuanto pierde, será una prueba más del crecimiento que debe tener el argentino en esta temporada y que, por los antecedentes vistos, está más que sobradamente preparado para afrontar el reto.

El sambenito de los highlights de Campazzo no son historia, nos seguirá dando muchos y variados a cada jornada (de eso no lo duden porque el espectáculo y la inventiva que lleva dentro lo va a seguir sacando) pero ahora se va a unir lo que realmente va a necesitar el Real Madrid esta temporada: Ser un base para dirigir un conjunto cargado de calidad por los cuatro costados.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas