Semana NBA: Dinastía Warriors

El equipo de Steve Kerr barrió a los Cavs de un sobrehumano LeBron y sumó su tercer anillo en cuatro años tras una final que pudo cambiar de rumbo tras el primer partido

Se cumplieron los pronósticos y Golden State Warriors volvió a ganar a Cleveland Cavaliers como el año pasado. Esta vez sin dejarles sumar un solo triunfo. El equipo de LeBron James (de momento…) tuvo opción de cambiar el curso de la final en el primer duelo el pasado jueves, pero la ya histórica acción de J.R. Smith les condenó y el resto de encuentros fue un quiero y no puedo para los vigentes subcampeones. El ‘23’, que confesó haber jugado prácticamente con la mano rota desde el segundo partido, pudó haber disputado sus últimos minutos con la camiseta que le vio nacer en la NBA. Kevin Durant fue proclamado MVP por delante de un también excelso Stephen Curry. El reto ahora en los Warriors será mantener a su bloque campeón después del verano.

El error de J.R. Smith en el primer partido pudo marcar el resto de la final / Foto: NBA.com

Poco más de una semana duró la serie por el título, pues arrancaba el pasado jueves con el ajustado primer envite en Oakland. Los Cavs rozaron el 0-1 y partir de ahí la final cambió para siempre. Al margen de la ya recordada jugada de J.R. Smith pasaron más cosas. Aparecieron todos: Durant (29+9+6), Draymond Green (13+11+9), Klay Thompson (24) y Curry (29+6+9), que acabaron fundiendo en la prórroga a unos Cavs sostenidos por el de siempre. James (51+8+8) se mantuvo 47 minutos en pista y rozó el 60% de acierto pero solo Kevin Love (21+13) le ayudó un poco. Al término del choque el alero golpeó con su mano derecha una pizarra en el vestuario, percance que no quiso revelar hasta acabada la final y del que nadie se dio cuenta, pues no bajó mucho su rendimiento.

En el segundo partido los Warriors se mostraron muy superiores a los Cavaliers / Foto: @NBA

La oportunidad de los Cavaliers pasó y en el segundo duelo los Warriors no perdonaron. 19 puntos de diferencia en un duelo liderado por el 26+9+7 de ‘KD’ que firmó un 10/14 en tiros de campo y por los 33 puntazos de Curry (más 7 rebotes y 8 asistencias) incluyendo hasta 9 triples. El base se convirtió en el jugador con más triples anotados en un partido de las Finales superando la marca de Ray Allen (8) en 2010. LeBron (29+9+13) vio desde el banco los últimos minutos de un choque decidido en el que curiosamente su equipo superó por única vez en la serie a los Warriors en su mortífero tercer cuarto.

Kevin Durant volvió a anotar un triple decisivo en el tercer partido como en 2017 / Foto: @NBA

La final se trasladó a Cleveland el miércoles pero la película cambio muy poco. Como si de un ‘déjà vu’ del también tercer duelo de la final de 2017 se tratara, Kevin Durant se sacó de la manga un lejano triplazo a 50 segundos del final que selló el 3-0. El alero (43+13+7) jugó su mejor partido de la serie por encima del 65% en tiros y con un 6/9 en triples en un nefasto día de los ‘Splash brothers’. Curry (11+5+6) firmó un 3/16 en tiros y un 1/10 en triples, aunque ese único acierto llegó en los momentos decisivos con el marcador ajustado. Era el día en que al fin regresó Andre Iguodala y su papel volvió a ser clave junto con el de Javale McGee (sí, McGee) con 10 puntos en los apenas 14 minutos que estuvo en cancha. Un día más, LeBron (33+10+11) hizo de todo apoyado por Love (20+13) y un Rodney Hood (15) sin minutos hasta el momento. El 10º triple-doble de James que además superó a Michael Jordan como jugador con más partidos de 30 puntos (110) en Playoffs tampoco sirvió de mucho.

LeBron James acabó sucumbiendo ante la defensa de los Warriors / Foto: @NBA

El cuarto encuentro disputado el viernes fue un claro resumen de la serie. Unos primeros cuartos parejos con los Warriors siempre un paso por delante, pero con los Cavs queriendo pelear y alargar la serie. Durant, Green o Iguodala fueron los encargados de frenar al ‘23’ que poco más pudo hacer. Y tras el paso por los vestuarios, partido, serie y anillo resueltos. LeBron (23+7+8) abandonó la pista a menos de 5 minutos para el final, felicitó y se despidió de sus rivales en el que pudo ser su último encuentro como local en ‘The Q’. Quedaba por resolver el asunto del MVP. Bill Russell entregó su trofeo finalmente a Kevin Durant (20+12+10) pese a los 37 puntazos y 7 triples de Curry y el ‘35’ suma su segundo galardón consecutivo privando a su compañero del único premio que le falta.

Kevin Durant suma su segundo MVP en unas Finales tras el logrado el año pasado / Foto: @NBA

La NBA cierra así la persiana hasta el próximo mes de octubre y ahora será tiempo de rumores, traspasos y agentes libres con una nueva ‘decisión’ de LeBron en el horizonte. Con el Draft y la entrega de galardones por delante (aún no conocemos al MVP de la temporada), el baloncesto para los más ansiosos volverá pronto con las Ligas de Verano. Pero ahora es tiempo de homenajear a Golden State Warriors y sus 3 anillos en 4 años que confirman su estatus de dinastía NBA.

Foto portada: @NBA

ANÚNCIATE EN PLANETACB