Semana NBA: LeBron James lo ha vuelto a hacer

Descafeinadas semifinales de conferencia con los Cavs ya clasificados y los Celtics, los Warriors y los Rockets con 3-1 y partido en casa para cerrar sus series.

Terminó una de las mejores primeras rondas en los Playoffs y se avecinaban unas semifinales muy disputadas. Pero está pasando todo lo contrario. Tres series con 3-1 y la otra con 4-0. O más bien 0-4 porque Cleveland Cavaliers vuelve a la final del Este por cuarto año seguido tras barrer a unos Raptors que tienen en LeBron James a su peor pesadilla. Héroe en Canadá y en el tercer partido, el ‘23’ ya espera rival por el trono de su conferencia. Y ese puede ser Boston Celtics, que manda 3-1 ante los Sixers. En el Oeste, Warriors y Rockets están a un triunfo de citarse en la eliminatoria soñada desde octubre.

Hoy hay que empezar por los Cavs y por LeBron James. Les dejamos hace siete días clasificados tras una dura primera ronda ante los Pacers resuelta en el ‘Game 7’ y con el ‘23’ muy solo en la anotación. Ante los Raptors siguió siendo la referencia pero estuvo mejor acompañado. El martes asaltaron el Norte con 26+11+13 del alero frente a un gran Jonas Valanciunas (21+21) y un buen DeMar DeRozan (22+7+5), cosa que no se repetiría mucho más. El segundo duelo fue un monólogo de los subcampeones (110-128) merced al 43+8+14 que firmó James acompañado por fin de Kevin Love (31+11). Ya en Ohio, el sábado se vivió el mejor partido de la serie. Con empate a 103, LeBron subió el balón y clavó un canastón ‘at the buzzer’ para poner el 3-0 y redondear su gran noche (38+6+7). Love (21+16) volvió a rendir y solo Kyle Lowry (27) puso resistencia mientras DeRozan (8) se quedaba el tramo final en el banquillo. Poca historia hubo en el cuarto, con 29+8+11 de LeBron y muchos minutos de descanso debido al abultado marcador (128-93).

Terry Rozier está siendo una de las sorpresas de estos Playoffs / Foto: @NBA

Tendrá más días de descanso el ‘23’, pues Philadelphia evitó el 4-0 de los Celtics ganando el cuarto partido. Antes, los verdes se mostraron sólidos en el Garden el jueves con 21 puntos de Jayson Tatum, un 20+7+9 de Terry Rozier y cuatro hombres más en dobles figuras. Fue la noche más negra de Ben Simmons (1+5+7) que recibió la llamada de Allen Iverson para animarle. Espectacular remontada verde en el segundo encuentro y locura de encuentro 3 en el Wells Fargo Center con canasta de Belinelli que forzaba la prórroga. Allí los de Brett Brown cometieron varios errores y Boston los castigó. 24+5+4 de Tatum frente al 22+19 de Joel Embiid y al 16+8+8 de Simmons. El lunes en el cuarto, los Sixers sí estuvieron acertados liderados por Dario Saric (25) y por un sorprendente T.J. McConell (19+7+5) además de la aportación de Simmons (19+13+5) para alargar la serie al menos un partido más.

Chris Paul fue el mejor en el cuarto partido disputado en Utah / Foto: @NBA

Mucha menos emoción estamos viendo en el Oeste. Houston tuvo un percance en el segundo partido en tierras tejanas que los Jazz aprovecharon para poner el 1-1 pese al 32+6+11 de Harden, que se topó con el 7/9 en triples de Joe Ingles (27) y el 17+5+11 de Donovan Mitchell. Pero los de Mike D’Antoni pusieron las cosas en su sitio en St. Lake City. Marcador de 70-40 al descanso del tercer partido que fue definitivo. 25+4+12 firmó el ’13’ y otros 25 tantos hizo Eric Gordon. El domingo tampoco hubo historia en el cuarto. Chris Paul celebró su 33º cumpleaños con un 27+12+6 en un día más ‘discreto’ de Harden (24). En frente, solo Mitchell (25+9) pudo hacer algo para un equipo nota mucho la ausencia de Ricky Rubio.

Durant y Green están brillando en la serie ante los Pelicans / Foto: NBA.com

Por su parte los Warriors tiene también 3-1 y ‘match ball’ en casa para pasar a la final del conferencia. El martes pusieron el 2-0 en la Bahía con un 29+6+7 de Kevin Durant y un 20+9+12 de Draymond Green frente a unos combativos Anthony Davis (25+15) y Rajon Rondo (22+7+15 y 5 robos). No tuvieron su día los de Steve Kerr en el tercer choque en New Orleans y los Pelicans se crecieron ante su público para ganar por 19 a los campeones. 33+18 firmó Davis y hasta 21 asistencias repartió Rondo en una gran noche también de Nikola Mirotic (16+13). En el cuarto el cuento fue bien distinto. Partido visto para sentencia al descanso y que acabó con 38 puntazos de Kevin Durant tras recibir la llamada en plena noche anterior de Green (8+9+9 y 5 robos). Stephen Curry también apareció con 23 puntos y poco a poco va recuperando el tono. A Warriors y Rockets les resta un triunfo para medirse en una serie que puede ser épica.

Foto portada: @NBA