Semana NBA: Otra vez los Warriors, otra vez LeBron

Cleveland y Golden State repiten final por cuarto año consecutivo tras levantar sendos 2-3 en contra y acabar con los sueños de Celtics y Rockets

Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers. Tanta historia y al final acabamos con los mismos que en 2015, 2016 y 2017. Cuando parecía que este año iban a cambiar las cosas, los campeones (y sus terceros cuartos) asaltaron Houston y un tal LeBron James silenció el TD Garden y finiquitó la meritoria temporada de los Celtics de Brad Stevens. Segundos y cuartos de sus conferencias, sufriendo más que en sus tres citas anteriores, con lesionados clave de por medio pero aquí están otra vez para protagonizar la cuarta final consecutiva, algo que nunca había pasado en la NBA ni en las otras tres grandes ligas estadounidenses (NFL, NHL y MLB).

Viajando atrás hasta el pasado martes, los Rockets igualaron la serie a dos tras recuperar el factor cancha ganando en el Oracle Arena rompiendo un racha de 16 triunfos seguidos de los Warriors como locales (desde las Finales de 2016 y el recordado triple de Kyrie Irving). James Harden (30 puntos) y Chris Paul (27) fueron los mejores en un nefasto final de los campeones con Kevin Durant (27+12), Draymond Green (11+13+8) y Stephen Curry (28) como máximos anotadores. El jueves de vuelta en Houston llegó el 3-2, en otro agónico final de nuevo marcado por los fallos de los de Steve Kerr. En el peor día de ‘la barba’ (19 puntos y 0/11 en triples), Paul (20+7+6) tiró de galones antes de romperse y despedirse –aún sin saberlo– de su mejor temporada NBA.

Los campeones se acabaron llevando el esperado duelo del Oeste ante los Rockets / Foto: @NBA

Ya el sábado, los Warriors igualaron la serie con una exhibición en la Bahía (86-115). Harden (32+7+9) no bastó para frenar a Durant (23), Thompson (35 y 9 triples) y Curry (29) en un duelo que empezó con susto para los de Golden State (39-22 abajo en el primer cuarto). De nuevo el tercer cuarto (16-33) y el remate del cuarto (9-31) sellaron el 3-3. Y ayer mismo sacaron su billete al mes de junio dando el golpe en el Toyota Center. Una vez más los Rockets llevaron la iniciativa al descanso, pero ay los terceros cuartos… Parcial de 33-15, partido y serie casi resueltos. Harden (32+6+6 y 4 robos) cerró su temporada de MVP pero terminó con un 2/12 en triples para un 7/44 total del equipo tejano que, eso sí, murió fiel a su estilo. Enfrente, Durant (34), Green (20+13+5) y Curry (27+9+10 con un letal 7/15 en triples) cumplieron y se citaron otra vez con LeBron.

La familia de los Warriors celebró un nuevo título de Conferencia / Foto: @NBA

Un LeBron que arrancó la semana el miércoles perdiendo en Boston tras igualar la serie en ‘The Q’. De nuevo los de Tyronn Lue fueron una sombra en el Garden anotando apenas 83 puntos y sostenidos por su ‘23’ (26+10+5) que descansó en los minutos finales y presenció otra gran noche de Jayson Tatum (24+7+4). El viernes, de nuevo en Ohio ganaron los Cavs ya sin red. Plantearon esta vez más batalla los Celtics y aguantaron vivos hasta el final. Pero otra vez LeBron (46+11+9) al fin apoyado por George Hill (20) ante la lesión de Kevin Love en un choque con Tatum. Jaylen Brown (27) y Terry Rozier (28) destacaron en los verdes.

Él solo se bastó para asaltar el Boston TD Garden y regresar a las finales / Foto: @NBA

Y llegamos al domingo y al decisivo duelo en Boston al que los de Brad Stevens llegaban con un inmaculado 10-0 en Playoffs. Pero ahí estaba King James en el último escenario que le privó de jugar las Finales (2010). Disputó los 48 minutos y volvió a firmar unos números de escándalo (35+15+9) para volver a las eliminatorias por el título por octavo curso seguido. Jeff Green (19) fue su escudero ante la ausencia de Love y enfrente Tatum (24), Al Horford (17) y compañía lo intentaron todo, pero su brazo se encogió en el peor momento. Los de Stevens cierran su heroico e histórico año con la incógnita de qué hubiesen hecho con Irving y Gordon Hayward en el equipo…

Jayson Tatum rindió a gran nivel en la serie ante los Cavs / Foto: @NBA

La final ya está servida y arranca este mismo jueves en Golden State en la que ya es una de las grandes rivalidades de la historia de la NBA. No parece que lleguen igual que en 2017, con los Warriors sufriendo mucho sin Andre Iguodala, con menos banquillo y con LeBron más solo que nunca pero con nuevos compañeros como Jose Manuel Calderón, que jugará sus primeras finales en el que puede ser el último año del ‘23’ en Ohio.

Foto portada: @NBA