Si existen los milagros el del Barça empieza hoy

Muchas veces en el deporte se dan ciertas sorpresas que a todos nos dejan con la boca abierta. Que el Barça tal y como está actualmente se meta entre los ocho primeros de la Euroliga sería una de ellas. Pero esta sorpresa, o milagro para muchos, se podría empezar a fraguar si en el partido contra Brose Bamberg (18/01 – 21.00h) logra la victoria.

Se van acabando las opciones del Barça para poder intentar luchar por una octava plaza que ahora tiene a tres triunfos, pero como Sito dijo ayer, mientras hay partidos hay esperanza y si él afirma que se crece ante los retos, sus jugadores deben seguir su ejemplo para no quedarse a las primeras de cambio fuera de la Euroliga y con el primer puesto en Liga ACB más que complicado de alcanzar.

De nada sirve lograr grandes triunfos en el Palau ante equipos como CSKA, Olympiacos y Panathinaikos, si luego no se gana a equipos como el Bamberg que en la ida fue capaz de sobreponerse a un gran primer cuarto del Barça (12-38) para llevarse un triunfo que dejó muy tocado al conjunto culé y que desde entonces arrastra dificultades para llevarse partidos que deberían caer de su lado.

Sito Alonso habló en rueda de prensa de fe en su equipo y eso es lo que debe tener una plantilla que para muchos debe dar un rendimientos superior al que hasta ahora ha demostrado. Pero con fe poco se hace y lo que necesita el Barça son victorias que alimenten la esperanza de lograr como mínimo, que los últimos partidos de esta fase regular de Euroliga no se conviertan en un calvario.

Para empezar se debe ganar si o si a los alemanes del Bamberg que actualmente están una victoria por encima de los culés, y si encima se puede superar el “average” mucho mejor porque eso significaría escalar una posición en la tabla y ver el ansiado octavo puesto un poco más cerca aunque solo sea por posiciones en la clasificación.

El rival no lo pondrá fácil aunque fuera de su cancha baja ciertamente el nivel, y como ya demostró en el partido de la primera vuelta son un equipo de rachas que buscan aprovechar su momento para jugar rápido y anárquico. El Barça deberá no contagiarse de su juego si no quiere sufrir como ya hiciera en la ida y controlar a sus mejores jugadores.

Deberá tener mucho cuidado con el acierto exterior de hombres como Hickman o Wright a los que se ha sumado un hombre grande como Dejan Musli que, tras ser cortado por Unicaja, está promediando muy buenos números (11 puntos 7 rebotes) por el conjunto de Trinchieri.

Así que el Palau vivirá un nuevo “referéndum” para su equipo de baloncesto en busca de la enésima oportunidad que le brinda esta Euroliga para mejorar la imagen dada hasta ahora. Sin Seraphin aun lesionado y con un Sanders recuperado para la causa esperan Sito y los suyos sumar la séptima victoria del año y esperar que tropiecen equipos como Maccabi o Baskonia para acercarse algo al deseado octavo puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies