Un apasionante Play Off Final

Estamos viviendo un apasionante Play Off Final de la Liga Endesa que bien pudiera ser un  anticipo de la próxima final de la Euroliga 2018-19. Dos equipos entregados al 100%. Dos entrenadores buscándose las “cosquillas” continuamente. Unos jugadores dando todo lo que llevan dentro tanto física como técnicamente… ¡Y mira que tienen físico y técnica!

La primera parte de Baskonia ayer, en el segundo partido de la serie, es antológica. El tercer cuarto del Real Madrid, colosal. Y el resto de la serie hasta ahora igualadísima. Esto es baloncesto de alta calidad y tenemos la suerte de verlo, de vivirlo, en nuestra Liga. ¡Y lo que nos queda!

Da gusto ver los gestos técnicos de Luka, la maestría de Vildoza, la elegancia y eficacia de Janning, la habilidad de Carroll, la defensa de Rudy, la intimidación de Tavares, la pelea de Diop, el incansable trabajo de Poirier, el saber hacer de Thompkins… Por no hablar de la transformación de Ayón de un partido a otro. Y aún quedan figuras estelares que no han aparecido del todo, que seguramente están esperando su oportunidad para pasar a ser protagonistas de la final, como Shengelia, Beaubois o el propio Llull, por no hablar de Randolph.



Pero para mi lo mejor de los dos partidos que llevamos son los “equipos”. En el primer partido Baskonia realizó un baloncesto de conjunto extraordinario. Defensa muy concentrada que llevaba a la desesperación al Real Madrid al cerrarle todas sus vías de penetración o tiros cómodos, lo que iba minando su moral y provocando desaciertos. A la vez que castigaba una y otra vez los errores cuando podía y, si no, paraba el partido en ataque hasta conseguir la mejor opción de canasta. Esto mismo sucedió en la primera parte del segundo partido, con un Real Madrid más entonado pero que se veía golpeado una y otra vez por el acierto casi “inhumano” de los vitorianos.

Y del Real Madrid qué decir. Es increíble la capacidad de sacrificio y autoconfianza que está consiguiendo esta temporada. Probablemente cualquier otro equipo se hubiera rendido a este gran Baskonia, pero el actual Campeón de Europa no. Este equipo sabe apretar los dientes, sabe sufrir y sabe esperar a que llegue su oportunidad a base de trabajo y calidad, liderados por un capitán del que ya no se qué mas escribir. El primer partido les faltó acierto pero en el segundo el equipo explotó en un tercer cuarto sentenciador.

Y lo mejor de todo es que nos quedan al menos otros dos partidos para disfrutar de este magnífico Play Off Final. Seguro que Pablo Laso y Pedro Martínez nos tiene reservadas más sorpresas. Seguro que los jugadores seguirán ofreciéndonos todo su repertorio físico y técnico (las caras de todos son de hambre de victoria). Seguro que en el Fernando Buesa Arena se vive el mismo magnífico ambiente que en el Wizink Center. ¡Sigamos disfrutando de nuestro baloncesto!

ANÚNCIATE EN PLANETACB