Una canasta deja fuera de Europa al Estudiantes

El Movistar Estudiantes ha caído en la cancha del Umana Reyer Venezia por 92-91, una derrota que, sumada al resto de resultados del grupo, les deja fuera de la competición europea.

El Movistar Estudiantes ha quedado eliminado de la Basketball Champions League de la forma más cruel posible. Tras remontar una desventaja de 21 puntos en la cancha del Umana Reyer Venezia, unas malas decisiones en los últimos compases del partido se han traducido en una derrota por tan solo un punto que, sumada a las victorias de AEK y Strasbourg, dejan al conjunto estudiantil fuera de la competición europea. Los colegiales tuvieron dos tiros para ganar el partido, pero el desacierto llegó en el peor momento posible. Tan igualado estaba el grupo C de la competición que, de haber entrado alguno de esos tiros, el cuadro estudiantil hubiese pasado a octavos como primero de grupo.

El partido no comenzaba especialmente sencillo para los de Salva Maldonado. Su rival en la tarde de hoy, el Umana Reyer Venezia, dependía también de lograr una victoria para su clasificación y, por ello, hizo del inicio del partido toda una declaración de intenciones. Ejecutando a la perfección el bloqueo y continuación, y cerrando bien el rebote en ambos aros, el conjunto italiano golpeaba primero pese al gran arranque -¡como no!- de Sylven Landesberg. Con todo ello, y gracias a las segundas oportunidades otorgadas por esos rebotes, Venezia mandaba al final del primer parcial ante un Estudiantes que no terminaba de encontrarse en defensa (32-19).



La situación no parecía querer mejorar en el arranque del segundo cuarto. La defensa estudiantil no lograba frenar a un cuadro italiano que, por momentos, se enchufaba más y más al partido. Un escandaloso porcentaje de acierto desde 6’75 lograba estirar la desventaja de los colegiales hasta los 21 puntos. Nada hacía prever, entonces, los derroteros que adoptaría el choque… Gracias a una mejora, como no, defensiva, se empezaría a fraguar la remontada de un cuadro estudiantil que confiaría el peso de su ataque al tremendo momento de forma de Ludde Hakanson. Con su acierto desde el triple, y el empuje de Edgar Vicedo, al descanso ya no llovía tanto para el cuadro estudiantil (57-46).

El paso por vestuarios no pudo sentarle mejor a un conjunto estudiantil que salió, literalmente, en tromba. Liderados por un Landesberg vestido con la capa de héroe, y sumando de tres en tres, los colegiales parecían tocados por una varita. De este modo, no necesitaron más que unos minutos para, no solo empatar el marcador, sino llegar a ponerse por delante. No obstante, el cuadro italiano no estaba dispuesto a bajar los brazos tan rápido y, aunque menos enchufados desde el perímetro, supieron impedir que Estudiantes rompiera el partido con verticalidad. Al final del tercer cuarto, todo estaba aún por decidir (81-78).

Si bien es cierto que, en el parcial definitivo, los de Salva Maldonado fueron por delante durante muchos minutos gracias, en gran medida, al dominio bajo el aro de Alec Brown, los venecianos no estaban dispuestos a dejarse ir. Aprovechando dos malas decisiones consecutivas de los estudiantiles, lograron ponerse por delante con un triplazo de Bramos a poco más de un minuto para la conclusión del choque que fue absolutamente decisivo Si bien es cierto que Brown desde el tiro libre -aspecto en el que el Estudiantes estuvo impecable en la tarde de hoy- apretó las cuerdas, y pese a que Cook tuvo tiro para ganar el partido, la victoria se quedó en Venecia por un doloroso 92-91 que dejaba al Movistar Estudiantes fuera de la competición europea después de protagonizar una espectacular remontada.