¿Una crónica en verso? Así contó Estudiantes su derrota ante Fuenlabrada

Las crónicas tras los partidos siempre son objeto de controversia en el mundo periodístico, ¿se hacen o no? ¿Es mejor dar datos? ¿Hacer un Quijote? Pues en la web oficial de Movistar Estudiantes han sacado un nuevo formato: La crónica en verso.

Así contó esa derrota sufrida en la cancha del Montakit Fuenlabrada en su página oficial. 

POPOVIC FUE EL MÁS GALLO DEL CORRAL

“¿Batalla de gallos?” se dijo el cronista
“Voy a probar a hacerla distinta”.
Y las musas le inspiraron un plan perverso:
que contara el partido en verso.

No sorprendía Maldonado para empezar.
Cook, Cvetkovic, Landesberg, Suton y Brown eran el quinteto inicial.
Del Fernando Martín apretaba la grada
y tras al palmeo de Suton, firmó un 10-0 Fuenlabrada.

Tiempo muerto para buscar la reacción
y cinco puntos de Brown apretaban el marcador (13-12).
Ahora era el Ché quien pedía tiempo muerto
que servía para que el Fuenla mandara en el encuentro.

Con 23-15 acabó el primer cuarto a favor del Montakit
donde con 8 puntos destacó Rolands Smits.

El segundo cuarto empecé
con Ludde, Darío, Edgar, Nik y Savané
aunque la pólvora estaba mojada
y se iba de 14 el Fuenlabrada (29-15).

La garra de Goran Suton mantenía al Estu a flote
y unos toques de Landismo le echaban un capote (30-22).
Pero el mando seguía siendo de los de casa
un triple de Popovic dio su máxima ventaja (36-22).

Muchas faltas hace siempre un equipo tan agresivo
Y Movistar Estudiantes las aprovechaba para seguir vivo (37-31)
Pero Popovic insistía en dejar el derbi en Fuenlabrada
y sus triples al descanso el marcador 47-36 dejaban.

Cook, Brizuela, Landesberg, Suton y Arteaga
la segunda mitad empezaban.
El juego del Estu al conquense buscaba
Y aunque la imagen mejoró, aún mandaba Fuenlabrada (56-46)

En este cuarto, menos faltas y más fluidez
pero Eyenga se movía como en el agua un pez (62-50)
Con tiros libres Brown nos ponía a nueve (64-55)
pero acaba el cuarto y todavía llueve (67-55).

Brizuela con una bandeja abrió el último cuarto
Y un triple de Cvetkovic dijo “el Estu al aparato” (67-60)
Aunque a Popovic no le temblaba el pulso
y Movistar no conseguía el necesario impulso (71-60).

Pero en el Ramiro nadie se rinde
¡no hemos venido hasta aquí para pasar el finde!
Landismo y mantener la calma
Devolvieron a Estudiantes el alma (71-66).

El suelo temblaba en el Fernando Martín
con cada tiro libre que lanzábamos allí.
Por su agresividad entraron pronto en bonus
aunque sus protestas se escuchaban hasta en la ONU.

Movistar Estudiantes no lo supo aprovechar
fueron cinco puntos lo más cerca que pudo estar.
Pero Popovic fue el gallo más gallo del corral
y sin fallo al Estu volvió a condenar.

Y como el partido en Fuenlabrada lleva 11 años igual
al menos la crónica ha sido especial.
Con menos flow que un calamar:
lo siento mucho, no volverá a pasar.

ANÚNCIATE EN PLANETACB