Unas molestias en el dedo obligan a Pesic a dosificar a Oriola

El interior blaugrana confirmó al descanso que en estos últimos días viene teniendo unos dolores en uno de sus dedos que le perjudican a la hora de jugar. En la primera parte ante el Real Madrid tuvo que sentarse durante varios minutos ante la atenta mirada de sus seguidores y rivales.

Finalmente, el propio Oriola confirmó que no era nada grave y que ya llevaba sintiendo esas molestias durante los últimos días en los que se han desarrollado los encuentros de la final de la ACB. «Me tengo que controlar», aseguró a los micrófonos de Movistar + antes de poner rumbo al descanso. Solo es una molestia y nada que ponga en riesgo su presencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *