Unicaja remonta para la euforia europea: detalles de un triunfo épico

Unicaja remonta un partido que se le puso muy cuesta arriba en la primera parte del encuentro y se lleva una victoria de oro a Málaga (90-91). Los cajistas hacían frente a una desventaja de 19 puntos en el tiempo de descanso. Lessort ofreció su mejor versión con 18 puntos, 7 rebotes y 32 de valoración y lideró la remontada verde.

Se esperaba un encuentro de máxima intensidad al enfrentarse los dos equipos con mayor valoración y anotación de la competición. El Alba de Berlín, a través de Siva, inauguró el marcador. El americano anotaría cinco puntos consecutivos, y los locales poco tardarían en lograr un parcial de inicio de 9-2 a su favor.

Un triple de Waczynski y una canasta de Shermadini acortarían distancias. En los primeros minutos Unicaja parecía encontrar su fuerte en el rebote defensivo, pero esta idea se desvanecería. Los malagueños entrarían en el bucle de Baskonia: encadenaban pérdida tras pérdida y para final de cuarto la cifraría se elevaría a 6.

La defensa propuesta por Aíto mucho tuvo que ver en estos errores. Los alemanes apostaron por presionar y por una defensa activa desde el inicio del encuentro. Poco tardó en mostrar los alemanes su arsenal ofensivo y cosió a triples a Unicaja, que brilló por lo contrario: 2/10 en triples- un 20%-, frente al 50%  obtenido por Alba. Un 3+1 de Boatbright a apenas 3 segundos para la conclusión del período quiso mantener la esperanza en los verdes (29-17).

Al inicio del segundo cuarto, una antideportiva de Giffey haría por meter a Unicaja en el partido. La buena conexión entre Lessort y Boatbright y una marcha más en la defensa de los de Casimiro quiso reducir distancias, pero fue más una pretensión que una realidad.

A falta de 6:33 para el culmen del período, Unicaja ya se metía en bonus. Boatbright, uno de los destacados por el bando verde,  hacía dos faltas consecutivas, y Casimiro fue obligado a sentarlo.  La falta de ideas en ataque, las imprecisiones en el tiro de tres, un juego poco elaborado y un abuso del uno contra uno, poco fructífero, sumado al acierto de los locales, pusieron la máxima en el marcador. Dos acciones consecutivas de Giedraitis y Nnoko ponía a los de Aíto 19 puntos arriba (54-35). Las pérdidas continuaron y un mal balance defensivo hizo que la distancia se mantuviera para irse al descanso 58-39. 

En el tercer cuarto Unicaja se transformaría

 Una mejora actitudinal y en el rebote ofensivo les bastó para colocar un parcial 1-16 tras dos triples consecutivos de Wiljter. Unicaja copiaría la presión recibida en el primer tramo del encuentro y subiría sus líneas. Lessort hizo lo propio en el poste bajo con un 2+1 convertido y Unicaja se acercó a 4 puntos.

Un triple de Waczynski puso a uno a los verdes (59-58). Alba de Berlín se contagió de las sensaciones cajistas del primer cuarto y se relajó en defensa. Desde la línea de 3, Unicaja igualó el marcador 63-63. Unos buenos minutos de Giffey y de desconcierto en los de Casimiro permitió que los locales se despegaran a cuatro puntos, y el marcador se quedara 70-66 a espera de los 10 minutos finales. 

A base de triples Unicaja se acercaría a un punto, esta vez fue Sallin. Una mayor elaboración en ataque y una mejora en la selección de tiro, por momentos, puso a Unicaja por encima en el partido gracias a Milosavljevic (74-72)Lessort reboteaba y anotaba y se consolidaría como el rostro del partido. Saibou con dos triples no permitió que Alba se desconectara y los colocó a un punto, y por último, una canasta de Giedraitis en el ataque posterior, los puso de nuevo por encima (85-84).

Los alemanes se reactivaron desde la defensa y contraatacaron con un parcial 10-0. Unicaja vivía momentos de desconcierto a falta de dos minutos para el final (90-84). Wiltjer con suspense desde la línea de tiros libres reengancharía a los malagueños, al fallar el segundo y coger su propio rebote y anotar a tablero (90-89). Unicaja no desesperaría y Lessort de nuevo puso por encima a los verdes (90-91). Alba de Berlín tenía 2.2 para revertir un partido que veían en el bolsillo al descanso. Giedraitis tuvo en sus manos el tiro ganador, la bola se resistió, y Unicaja ya piensa en el viernes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies