Utah abusa de unos Lakers hundidos sin Davis (114-89): cuarta derrota seguida

El mal estado de los campeones se agravó en la cancha del mejor equipo de la liga, en una jornada en la que Charlotte sorprendió a los Suns, Boston no levanta cabeza, Miami resurge ante los Raptors y Curry y los Warriors asaltan Indiana

Anoche en Salt Lake City se enfrentaron dos de los gallitos del Oeste, pero a su vez dos rachas contrapuestas. Los Lakers, muy debilitados sin Anthony Davis, sumaron su cuarta derrota seguida por un abultado 114 a 89 frente a los Jazz, que amplían su liderato con el 22º triunfo en 24 encuentros. Se fueron al descanso con 63 puntos tras un segundo cuarto con 39 a 24, al que se le unió el tercero de 27 a 17 que mató definitivamente el partido. Actuación coral en los Jazz, con ningún jugador llegando a los 20 puntos y con hasta 22 triples convertidos, que unido a los 28 del otro día suponen un récord de 50 aciertos en dos partidos. Como era de esperar sin Davis, abusaron también de la pintura por medio de Rudy Gobert (18+9) y Derrick Favors (12+7). Por fuera, Donovan Mitchell (13+10+8), Mike Conley (14+8+8), los 18 puntos desde el banquillo de Jordan Clarkson y los 5 triples de Bojan Bogdanovic (15). LeBron James (19) y Montrezl Harrell (16) fueron las únicas caras visibles en los de Frank Vogel.

La gran sorpresa de la noche la protagonizaron los Hornets. Ganaron en su visita a los Suns (121 a 124) con hasta siete jugadores en dobles dígitos de anotación. Gordon Hayward, con 20, LaMelo Ball con otros 20 y Malik Monk con 29 desde el banquillo comandaron el ataque frente a los 33 puntos de Devin Booker -elegido All-Star por la baja de Anthony Davis-, que tuvo en su mano forzar al prórroga. Tampoco bastó el 20+8+10 de Chris Paul a unos Suns que se mantiene cuartos pero que cedieron en el duelo de equipos revelación ante los que ya son séptimos en el Este.

Poco a poco van engrasando máquinas los Heat tras su mal inicio. Lo confirman victorias como la de ayer ante los Raptors, otro equipo que empezó el curso con muchas dudas. Se impusieron por 116 a 108 en un encuentro decidido en los minutos finales. Allí Jimmy Butler (27+8+10 y 3 robos) clavó un triple definitivo. Junto a él, Bam Adebayo (19+12) y Duncan Robinson (17) fueron superiores a los 24 puntos de Fred VanVleet y los también 24 de Kyle Lowry, de vuelta tras cuarto partidos ausentes. Es la cuarta victoria seguida de los finalistas del pasado año, que ya asoman en la octava posición.

Racha inversa están viviendo los Celtics, superados en Atlanta por un abultado 127 a 112. Ya son novenos con tres derrotad seguidas, siete en los últimos diez duelos. Sin opción ante unos Hawks -tercer enfrentamiento en apenas dos semanas- que en el primer cuarto metieron 40 puntos y al descanso 72, por los solo 49 de los verdes. En esos primeros doce minutos, Trae Young firmó 17 de sus 33 puntos aunque no fue el mejor, porque Danilo Gallinari se fue hasta los 38 con un impresionante 10/12 en triples (sí, 10 de 12). A estos dos se les unió el gris partido de Jayson Tatum, con 13 puntos y un pésimo 4/20 de cara al aro, los 17 de un negado Jaylen Brown (0/6 en triples).

En Indianapolis, Stephen Curry y los Warriors sacaron su mejor versión para imponerse en casa de uno de los gallitos del Este. Steph firmó un 24+8+8 pero estuvo irreconocible desde fuera (1/11) igual que todo su equipo (5/26). Le apoyaron los 17 puntos de Kelly Oubre y el 12+9+11 y 3 robos del omnipresente Draymond Green, ambos encargados de cerrar el marcador. Los 24 puntos de Malcolm Brogdon y el 22+16+4 del gran ausente en el All-Star Domantas Sabonis no fue suficiente para unos Pacers que no están haciendo de su pabellón el fortín que acostumbre a ser (balance de 7-10 como locales).

El héroe de la noche fue el joven Luguentz Dort, que dio la victoria a los Thunder ante San Antonio (102 a 99) con un tripe sobre la bocina. Se destapó el curso pasado como especialista defensivo de las estrellas rivales, este año ha asumido más galones después de la limpia de vestuario que hubo en Oklahoma. Suyos fueron ayer 16 puntos, que eclipsaron los 42 de Shai Gilgeous-Alexander, autor además de hasta seis triples. A cuadros de quedó Gregg Popovich cuando, justo antes el triple de Dort le señalaron una pérdida a Patty Mills con empate a 99. Antes, el 27+9+6 de Dejounte Murray no fue suficiente, aunque el equipo se mantiene sexto en el Oeste.

Otro partidazo de Zach LaVine le dio el triunfo a los Bulls, que vencieron en la prórroga a Minnesota (133 a 126). El escolta metió 35 puntos y fue uno de los sete jugadores locales en pasar de la decena de puntos. En frente, Malik Beasley (25), Karl-Anthony Towns (24), Anthony Edwards (21) y Ricky Rubio (9 puntos y 10 asistencias) fueron insuficientes.

Sí que ganó Willy Hernangómez, autor de un 6+5 y 3 tapones en su vuelta al banquillo tras la reaparición de Steven Adams. Sus Pelicans pudieron con los Pistons gracias a Zion Williamson (32), Brandon Ingram (27) y el propio Adams, autor de un 14+15. Y los Cavaliers derrotaron a Houston por un cómo 112 a 96 con un dominante Jarrett Allen (26+18) en la que ya es la novena derrota seguida de los Rockets.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies