Valencia reivindica título europeo y hunde a Unicaja (96-57)

El campeón de la Eurocup se exhibe ante su afición y le encaja casi 100 puntos a Unicaja, que no ha podido hacer frente a los locales, muy superiores en todos los aspectos del juego, en ningún tramo del choque. La seña de identidad de los verdes esta temporada, la irregularidad, ha salido a relucir en una ocasión más.

Las buenas sensaciones de Unicaja, con la recuperación de jugadores claves, se han ido disipando paulatinamente. Los de Casimiro suman una nueva derrota en Liga Endesa, tras su caída la pasada jornada en Lugo ante Breogán por 85-75.

Valencia y Unicaja disputaban un partido de vital importancia por la ocupación de la cuarta plaza, y por lo tanto, por hacerse con el factor cancha con vista a los inminentes cruces de playoffs. Con esta victoria, los de Ponsarnau se colocan dos victorias por encima de Unicaja, con el basket average a su favor, lo que acrecentaría la distancia entre ellos.

Los cuatro factores, que explican la arrolladora victoria de Valencia Basket, son los siguientes:

Un Unicaja que no ha mostrado oposición

Los malagueños se mostraron ausentes durante los 40 minutos, y únicamente durante el tercer cuarto se pudo percibir un Unicaja con un plus de actividad en ataque. Los de Casimiro se encontraron perdidos en ataque, y los locales hicieron lo propio con una defensa agresiva, con anticipaciones y robos. No obstante, la efectividad de Valencia, que terminó el encuentro buscando la centena, no permitió un acercamiento real.

Un Valencia que casi dobla el marcador

Los locales fueron arrolladores y marcaron un +39 final. Por el bando verde, solo Lessort y Roberts superaron la barrera de los 10 puntos en su cuenta particular con 11. Valencia, en cambio, firmó un partido de lo más completo donde destacan las actuaciones de Matt Thomas, Tobey y Dubljevic. La suma de las valoraciones de los tres jugadores alcanzan los 60 puntos de los 125 totales, y supera los 48 de Unicaja en su totalidad. 

Los rebotes marcaron el encuentro

Aunque Unicaja no solo fue inferior en este aspecto, sí que marcaron el encuentro los primeros minutos. En el cuarto inicial se soldaron con un 13-3 para Valencia, para finalizar 41-26. El dominio del rebote fue sin duda una de las claves de la victoria de los locales. 

Un mayor juego colectivo de Valencia

Valencia además de controlar las estadísticas en anotación y rebotes, también lo hizo en asistencias. De esta forma superó por un contundente 26-1o a Unicaja. Una mayor involucración y elaboración en el juego de los naranjas explica una vez más su imposición.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies