Zarpazo de los Clippers para empatar y a los Sixers se les escapa el 3-1

Con Kawhi y George al mejor nivel, dominaron desde el inicio a los Jazz que apenas tuvieron opciones, mientras Trae Young y compañía sobrevivieron en un día gris de Embiid, que tuvo en su mano la canasta ganadora

Los dos encuentros de la noche concluyeron con las dos eliminatorias empatadas a 2. En el Oeste, los Clippers han vuelto a hacer lo mismo que ante Dallas. Tras caer en los dos primeros duelos, han logrado empatar después de llevarse el cuarto por 118 a 104. Dominio desde el salto inicial y marcadores abultados como el 30 a 13 del primer cuarto o el 68 a 44 al descanso. La máxima ventaja fue de 29 y solo al inicio del último periodo, los Jazz lograron acercarse a 10 puntos. No alcanzaron los números de acierto en triples de los días anteriores, pero sí se repartieron hasta 12 dianas (de las 15 totales) entre Kawhi Leonard (31+7+3 y 2 robos), Paul George (31+9+4) y Marcus Morris, con 22 de sus 24 puntos en la primera parte. Eso y la omnipresencia de Nico Batum (7+7+4 y 3 robos) confirmaron un día más el dominio del small ball de lo chicos de Tyronn Lue. En frente, Donovan Mitchell sostuvo a los Jazz con 37 puntos, seguido de los 19 de Joe Ingles y los 18 de Bojan Bogdanovic. No así Rudy Gobert, que se quedó en un 11+8 con solo 4 tiros a canasta ni Jordan Clarkson, en solo 8 tantos y un 3/12 en el tiro. La serie vuelve ahora a Utah, pero con un signo totalmente diferente.

También igualados están Hawks y Sixers después del triunfo de los de Atlanta anoche por un ajustado 103 a 100. Bien pudo ser esto un 3-1 si Joel Embiid hubiera acertado con una penetración a solo 7 segundos del final. El pívot falló una incomprensible bandeja que puso la rúbrica a su flojo partido de 17 puntos y un 4/20 pese a que se fue hasta los 21 rebotes. Y eso que las ventajas inicial fueron de los visitantes, que llegaron hasta los 18 puntos de renta máxima y se marcaron 49 a 62 al descanso. Todo cambió en el tercer cuarto, con un 31 a 20 que volvió a igualarlo todo. Ya en el tramo final, lleno de errores de ambos equipos, supieron aprovechar sus opciones los Hawks con un gran Trae Young, pese a los problemas en su hombro derecho. El base firmó 25 puntos y dio 18 asistencias y estuvo acompañado por los 22 de Bogdan Bogdanovic, pese a que entre los dos firmaron un 7/24 en triples. En un flojo partido, los Hawks lograron salir vivos y regresar a Philadelphia con todo igualado y con el estado físico de Joel Embiid generando todas las dudas posibles.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies