Ayton y la pizarra dan a los Suns el 2-0

El pívot definió en el aire tras un saque de fondo a menos de un segundo del final y los Clippers vuelven a verse dos partidos por debajo con Paul George pasando otra vez de héroe a villano

Phoenix Suns está a solo dos partidos de regresar a unas Finales de la NBA. Fue en 1993 su última presencia en aquel duelo entre Charles Barkley y el Michael Jordan previo a su primera retirada. Varias generaciones después, los Booker, Ayton y compañía lo tienen a solo dos pasos. Los chicos de Monty Williams pusieron el 2-0 ante los Clippers gracias a una jugada de pizarra del técnico. Con solo 9 décimas, Jae Crowder sacó de fondo mandando el balón aire para que Deandre Ayton (aprovechando el bloqueo de Devin Booker a Ivica Zubac) machacara y colocara el definitivo 104 a 103. Antes de todo eso paso de todo, en un encuentro sin grandes ventajas y en el que ni Booker y Paul George brillaron para sus equipos. Los angelinos se ponían por delante en los segundos finales con dos canastas seguidas del alero y acto seguido Patrick Beverley forzó la pérdida de Booker. Los visitantes tenían, a falta de 8 segundos, dos tiros libres para colocarse tres arriba. Y ahí falló George, que no acertó ninguno, lo que desembocó en esa última jugada de infarto que ha entrado ya en la historia de los Playoffs.

En cuanto a los números, no fue el mejor día de Booker, con Beverley pegado en todo el encuentro y dejándole en solo 20 puntos y un gris 5/16 en el tiro, además de hasta 7 pérdidas (del total de 9 de su equipo). Sí estuvo bien el héroe de la noche, Ayton, con un 24+14 y poniendo en muchos más apuros a los Clippers que Rudy Gobert en la ronda previa. Hasta el punto que está obligando a Tyronn Lue a cambiar su esquema y volver a contar con quintetos altos (Zubac se fue a los 34 minutos con un 14+11). El elemento diferencian volvió a ser Cameron Payne. El recambio de Chris Paul (se espera que el base vuelva en el tercer partido) acabó con 29 puntos y 9 asistencias sin ninguna pérdida. En frente, George (26+6+6 pero 1/8 en triples) pudo arreglar en el último cuarto su flojo partido, pero esos tiros libres lo estropearon todo (5/10 desde la personal ayer). El nivel defensivo de Beverley, además de los 19 puntos de Reggie Jackson y los 10 de Luke Kennard (todos en el último cuarto) fueron lo mejor de unos Clippers que aún esperan que Kawhi Leonard pueda hacer acto de presencia en alguno de los partidos en L.A. pero que ven como otra eliminatoria -y van tres seguidas- se les pone 2-0 en contra.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies