El OjO Al Blanco del Real Madrid – Fenerbahce. ¡¡¡¡GLORIA!!!!

La gloria está al altcance de muy pocos, quién la consigue sabe que es cuestión de sacrificio, justo lo que ha tenido hoy el Real Madrid ganando al Fenerbahce y logrando su décima Copa de Europa ganando al Fenerbahce por 85-80.

Un inicio de Hollywood

Vivir un comienzo de Euroliga es algo que todo el mundo debería vivir, al menos, una vez en la vida, espectáculo en estado puro y que no tenía nada que envidiar al que nos da la NBA.

El poste bajo manda

Si alguien podía pensar que Duverioglu iba a empezar en modo MVP, pues nadie se lo hubiera creído, pero lo cierto es que fue una auténtica pesadilla para los jugadores del Real Madrid en el poste bajo, inclusive atreviéndose a entrar desde el exterior y que puso una ventaja para los de Obradovic con 6-11 y que obligó a Laso a quitar a su quinteto con unos jugadores de banquillo que fueron un revulsivo desde la línea de tres puntos como Rudy Fernández o Sergio Llull que dieron la vuelta al marcador cuando llevamos los primeros diez minutos con 21-17.

Don Rodolfo vs Super Nicolo y el tapado Sloukas

Tres nombres tuvieron toda la importancia en el segundo cuarto, Rudy Fernández apareció de la nada y se convirtió en el estilete del Real Madrid en la defensa hasta el punto de que Fenerbahce era incapaz de encontrar ideas en ataque y parecía que, mirara donde mirara, siempre se iba a encontrar al jugador mallorquín delante suya para robar el balón y servirnos jugadas como ésta.

Pero Fener encontró a su hombre, Nicollo Melli, sustituto de Vesely, supo que tenía la oportunidad de su vida y, con once puntos, encontró los huecos que le daban los hombres blancos no llegando bien a las ayudas y dejaba a los turcos volver a engancharse a un partido en que, como siempre, tenía que aparecer Kostas Sloukas, el sempiterno jugador de Final Four metía canastas claves en penetración y se iba en ventaja al descanso con 38-40, todo quedaba abierto para la segunda parte.

Causeur, el mejor amigo de Felipe

El comienzo del tercer cuarto fue de ensueño para el Madrid, la pareja Causeur – Reyes se unieron en perfecta comunión y fueron capaces de meter un 7-0 de parcial que no solo sirvió para que el Madrid cogiera la primera ventaja, sino para que empezara el partido perfecto para el Real Madrid, con Doncic que mostraba a Melli por qué es MVP de la liga como es este triplazo tras impedir que le hiciera un póster.

Pero no se crean, aquí lo importante era la defensa, el Madrid exhibía una defensa perfecta, ahogando todas las líneas de ataque, dejando que la calidad individual de Fenerbahce fuera la única opción para anotar

63-55

Guerra y gloria

Qué le podemos decir del último cuarto, ¿le hablamos de Trey Thompkins o de que el Madrid prácticamente no perdió ningún balón? De los tiros libres de Causeur que falló dos para meter otros dos, lo vamos a dejar en ambas cosas, ese rebote de Thompkins

Y la celebración, sin duda

Así terminamos hoy, sonriendo sin parar, el Real Madrid es campeón de Europa y es motivo de celebración para todo el baloncesto español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies