El OjO Al Blanco del Real Madrid – Zalgiris. Sufrimiento en lituano

El Zalgiris demostró que está en los playoffs de Euroliga por partidos jugados como los que hizo hoy, un equipo en mayúsculas que puso en muchas dificultades a los blancos pero que acabaron cayendo por un ajustado 88-81.

Muchos lituanos y uno muy grande

Las calles aledañas al WiZink Center estaban llenas de lituanos pero, cuando entramos en el recinto, al que se nos fue los ojos es al gran Sabonis que vino como invitado de lujo en la vuelta de Luka Doncic a vestirse de corto y que originó dejar fuera de convocatoria a Dino Radoncic.

Ninguna especulación, muchos fallos

El primer cuarto se nos pasó en un suspiro, puede ser porque ambos equipos especularon poco con el marcador o porque a ambos se olvidaron de defender en los primeros cinco minutos. El caso es que las acciones se desarrollaban en muchas posesiones que no pocas veces originaban fallos en el marcador y que nos dejó a Tavares poniéndose las botas en el apartado reboteador, nada menos que siete rebotes en los casi diez minutos y que ello nos llevó a un marcador de 19-16.

Pero, pero, pero

El Real Madrid recibió 28 puntos en el segundo cuarto, cosa que puede pasar, y tampoco estuvieron mal los blancos anotando 22, pero claro, eso solo es lo que dice la estadística, la realidad es que los de Laso recibieron un parcial de 2-16 en los cinco minutos finales como consecuencia de la dejación absoluta en defensa y que permitía triples librados de los lituanos, que la dirección con Facu y Doncic hacía aguas y que el marcador se puso en 41-44 y con un Pablo Laso que echó una bronca de las que hizo época en el Palacio y que, casi con total seguridad, tuvo su continuidad en vestuario.

El esfuerzo

Tenía que salir con otra cara el Madrid y los jugadores estaban dispuestos a ello, principalmente Fabien Causeur que anotó 10 puntos en el cuarto y el esfuerzo no era baldío hasta el punto de que los blancos remontaron y se pusieron tres arriba al final de cuarto, pero no se crean que no le costó un empuje titánico ante un Zalgiris que, con Jankunas y Milaknis más un esplendoroso juego de equipo, se plantaba en el último cuarto con opciones claras de victoria.

Felipón al rescate

Tuvo que ser el capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, quién se echaba al equipo encima y, anotando ocho puntos consecutivos, daba un soplo de energía a los blancos ante un Zalgiris que, por esos avatares del destino, se convertía en equipo playoffs gracias a la victoria de Panathinaikos ante Maccabi. El cordobés anotó ocho puntos consecutivos, cogió rebotes y, sobre todo, enganchó a sus compañeros a un final agónico en que el marcador se ponía con 79-74 a falta de solo tres minutos.

El final

Llegaron los momentos decisivos y el Madrid volvió a sacar su intensidad defensiva recuperando balones claves que le permitió afrontar, con cierta tranquilidad el final del partido, el cual quedó sentenciado con un triple de Rudy Fernández que ponía el 84-76 a falta de un minuto y que, tras pasar el mismo, se quedó un marcador final de 88-81.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a recibir al Valencia Basket este domingo a las 18.30 horas, mientras eso llega, ya saben, sigan sonriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies