Histórica remontada de los Clippers para meterse en sus primeras Finales de Conferencia

Levantaron hasta 25 puntos a unos Jazz que se vinieron a abajo con grandes actuaciones de Paul George y el novato Terance Mann, mientras los Sixers forzaron el séptimo con una ajustadísima victoria en Atlanta

De locos. Eso fue lo que ocurrió anoche en el Staples Center de Los Angeles. Allí, los Clippers lograron clasificarse para las primeras Finales de Conferencia de su historia y lo hicieron como ante Dallas, remontando un 2-0 adverso y espantando viejos fantasmas. Se sobrepusieron a una desventaja de 25 puntos mediado el tercer cuarto, a la baja de Kawhi Leonard. y a un excelso Donovan Mitchell (39+9+9). No pintaban bien las cosas en ese tercer parcial con un 67 a 88 en el marcador, pero en apenas unos minutos la situación se volteó hasta el 88 a 90. Partido nuevo y ahí los Clippers no perdonaron y cerraron el partido con el 131 a 118 final. Paul George volvió a ejercer de líder con un 28+9+7 y 3 robos aunque el protagonismo se lo quitó el joven Terance Mann, autor de 39 puntazos, un 7/10 en triples y mucho descaro con grandes defensores en frente. Reggie Jackson (27), Nicolas Batum (16) y hasta Patrick Beverley (12 y dos triples en los minutos finales) se sumaron a la fiesta ejecutando a la perfección el plan de Tyronn Lue. Como en toda la serie, el small ball fue protagonista (el único pívot clipper, Zubac, solo jugó 5 minutos) y descuadró a unos Jazz perdidos. Solo Mitchell asomó la cabeza en un equipo que forzó sin éxito el regreso de Mike Conley y en el que solo funcionó el acierto exterior (21 triples frente a los 19 de los Clippers). Rudy Gobert se vio superado ante una defensa tan bajita (12+10) y solo miró al aro 6 veces. Termina un gran año de los Jazz, que llegaron a soñar con lo máximo, hasta que se toparon un equipo más ambicioso y capaz de ajustar y sobreponerse a las adversidades. Esperan los Suns, con o sin Chris Paul, en otro reto mayúsculo.

En la Conferencia Este se completó el pleno de séptimos partidos con la victoria de los Sixers en Atlanta (99 a 104). Los de Doc Rivers se repusieron de un mal inicio y poco a poco fueron construyendo una ventaja que ya no perderían, a diferencia de los choques previos en los que les remontaron 18 y 26 puntos. En un partido clásico del Este, fueron los tiros libres los que lo acabaron decantando. Ahí no fallaron ni Joel Embiid (22+13), ni Tobias Harris (24), ni Seth Curry (24). A ellos se les sumó la ayuda del novato Terence Maxey, autor de 16 puntos que suplieron la aportación de Ben Simmons en ataque. El base australiano no pasó de los 25 minutos y firmó un 6+9+5 muy protegido por Rivers de que visitara la línea de tiros libres, hasta el punto de solo sacarle para defender en esos minutos finales. En frente, Trae Young volvió a completar otra gran actuación con 34 puntos, 12 asistencias y 5 triples. Se le quedó esta vez corta la ayuda, con los 17 tantos de Kevin Huerter como mejor marca, seguido de los 16 de Danilo Gallinari. Ni John Collins ni Bogdan Bogdanovic tuvieron su noche, ambos en solo 7 puntos con un 1/9 en triples combinado.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies