La Antesala Blanca del Real Madrid-Fenerbahce, tambores de la décima

El Real Madrid y el Fenerbahce jugarán este domingo la gran final de la Euroliga 2018. Tras una durísima temporada, sólo puede quedar uno. El actual campeón pondrá su título en juego ante el equipo más laureado del continente, que podría lograr su décima Copa.

 

Los antecedentes

Este duelo tiene un cierto sabor a revancha tras las semifinales de la temporada pasada, en las que el conjunto dirigido por Zeljko Obradovic se impuso a los madridistas por 84-75.  El partido estuvo caracterizado por una gran defensa del conjunto turco, y tuvo un nombre propio, el de Ekpe Udoh, quien dominó a los pivots blancos e impuso su ley bajo los tableros a lo largo de todo el encuentro. Acabó con 18 puntos, 12 rebotes, 8 asistencias y 36 puntos de valoración. En el Real Madrid el jugador más destacado fue Sergio Llull con 28 puntos, 8 asistencias, 12 faltas recibidas y 32 puntos de valoración.

En los encuentros celebrados esta temporada, cada equipo ha vencido en la cancha de su rival, por lo que se prevé un encuentro de máxima igualdad. El Real Madrid se impuso allá por el mes de diciembre en Estambul por un apretado 77-79. Los blancos demostraron su carácter en una de las pistas más difíciles de Europa y, liderados por Luka Doncic, supieron recuperarse de un difícil primer cuarto y demostrar que a pesar de las bajas importantes que sufría en aquel momento era un equipo candidato a la Euroliga. El base esloveno consiguió 20 puntos, 8 rebotes, 10 asistencias, 2 recuperaciones, 10 faltas recibidas y 37 puntos de valoración. En Fenerbahce el mejor fue Brad Wanamaker con 20 puntos, 5 robos, 8 faltas recibidas y 23 puntos de valoración.

En Madrid, el conjunto turco venció por 83-86 en un encuentro que pudo ir a la prórroga de haber encestado Luka Doncic un triple a pocos segundos del final. El conjunto turco realizó un gran partido, con un ritmo constante de presión y acierto exterior. El mejor jugador blanco fue Luka Doncic, quien anotó 14 puntos, repartió 4 asistencias, robó 1 balón, recibió 6 faltas y obtuvo 17 puntos de valoración. Kostas Sloukas fue el mejor de su equipo con 20 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias, 6 faltas recibidas y 24 puntos de valoración.



Cómo marchan esta temporada

Las numerosas bajas que ha sufrido el Real Madrid a lo largo de la temporada han provocado un comportamiento irregular. Aun así, los blancos acabaron quintos de la fase regular y afrontaron los playoffs con desventaja de campo. Fenerbahce, por su parte, acabó segundo en la fase regular de la competición con un balance de 21 victorias y 9 derrotas, manteniendo una buena regularidad con grandes rachas de triunfos salpicadas con algunas derrotas.

En los playoffs de cuartos de final, el Real Madrid tuvo que dar la vuelta a la dura derrota sufrida en el primer partido en Atenas ante Panathinaikos por 95-67. Pero los blancos supieron rehacerse para imponerse en el segundo encuentro y rematar la eliminatoria en Madrid con dos grandes partidos en los que fueron llevados en volandas por un público que disfrutó con cada una de las jugadas de su equipo. Además el tercer partido supuso la vuelta a las canchas de Sergio Llull tras más de ocho meses fuera de la competición. Esta eliminatoria terminó con un 3-1 para los madridistas.

En las semifinales de la Final Four, el conjunto de Pablo Laso venció al que era probablemente el favorito del torneo, el CSKA de Moscú, por 83-92. El Real Madrid, tras un comienzo algo desacertado en el tiro y con despistes defensivos, permitió que el CSKA tomara las primeras ventajas, llegando al final de ese periodo 30-20 abajo. Pero la mejoría en defensa unida al acierto en el lanzamiento exterior hicieron que el Madrid se fuera con ventaja al descanso. A partir de ahí, se sucedieron las ventajas mínimas entre ambos equipos, aunque los blancos transmitían mejores sensaciones como equipo. El final del tercer cuarto y último cuarto sirvieron para que se produjera el despegue definitivo y se mostrara a un Real Madrid que sabía mejor a lo que jugaba. El mejor jugador madridista fue Luka Doncic con 16 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias, 7 faltas recibidas y 18 puntos de valoración.

Por su parte, Fenerbahce se deshizo en los playoffs del Baskonia por un marcador global de 3-1. Las dos victorias iniciales en casa fueron determinantes para llevarse la eliminatoria, pese a que el conjunto vitoriano intentó la remontada y se llevó el tercer encuentro por 88-83. Sin embargo, el equipo de Obradovic salió en el partido que cerró la serie decidido a llevarse el triunfo desde el principio y, guiado por Nicolo Melli y Marko Guduric, se anotó la victoria.

En el partido jugado ante el Zalgiris Kaunas en la primera semifinal de la Final Four, Fenerbahce demostró su mayor experiencia en este tipo de partidos, y aunque los lituanos fueron capaces de sobreponerse a su mal primer cuarto, no pudieron resistir hasta el final, cayendo por 76-67. Ali Muhammed destacó en el conjunto turco con 19 puntos y 18 de valoración.

En sus competiciones nacionales, el Real Madrid ya tiene asegurada su primera plaza en la fase regular de la Liga ACB desde algunas jornadas, aunque sigue acumulando victorias y jugando al máximo nivel.

Fenerbahce ha terminado primero la fase regular de la Super Ligi turca con un balance de 27 victorias y 3 derrotas. En el partido que cerraba esta fase, se impuso al Istanbul BB por 96-73, brillando Ahmet Duverioglu con 18 puntos y 10 rebotes.

 

Los duelos

Estos dos equipos se conocen sobradamente, tanto por los partidos de esta temporada como los disputados en las pasadas más recientes, en los que sus entrenadores ya estaban en los respectivos banquillos.

El Real Madrid fue superior en la temporada regular a Fenerbahce en las principales estadísticas del juego, anotando casi 6 puntos más de media que su rival,  capturando 3 rebotes más, robando 0’8 balones más, teniendo 9 puntos más de valoración, y repartiendo un número de asistencias similar. Sin embargo, el equipo turco fue mejor en dos estadísticas de juego importantes, como son el de puntos encajados, 75’17 frente a 79’83, y el de porcentaje de lanzamiento de tres puntos, 42’38% frente a 37’68%.

Gran parte de “culpa” de este buen porcentaje de tiro exterior lo tiene James Nunnally, quien ha sido el jugador con  mayor acierto desde la línea de 6’75 de la fase regular de la competición, con un impresionante 59’46%. Ali Muhammed y Marko Guduric también tienen unos porcentajes altos desde esa distancia, incluso ligeramente superiores a los de los jugadores madridistas Jaycee Carroll (46%),  Trey Thompkins (42’4%) y Fabien Causeur (41’5%). Luigi Datome es otro de los grandes tiradores de Fenerbahce y un jugador muy peligroso por su capacidad de irse con velocidad directo al aro.  Un hombre difícil de defender y que puede quedar emparejado con Rudy Fernández en ambos lados de la cancha.

Pero si hay un duelo que destaca por encima de todos es el que se verá entre Luka Doncic, jugador más valorado de la Euroliga en la temporada regular, y Jan Vesely, séptimo. Ambos son los líderes de sus equipos a pesar de contar con compañeros de un gran nivel baloncestístico. De ellos se esperan siempre grandes cosas que pueden declinar el partido de uno u otro lado. En las semifinales Vesely tuvo un papel discreto, mientras que Doncic fue el mejor madridista, como ya se ha comentado. Sin embargo, sus distintas posiciones en el campo hará que no haya un enfrentamiento directo salvo en momentos puntuales del juego.

Luka Doncic tendrá un duelo más directo con Brad Wanamaker o Kostas Sloukas, dos de los mejores bases de la competición y que tienen una valoración media de 12’5 y 13 puntos respectivamente. Además son dos bases con gran capacidad de repartir asistencias a sus compañeros, promediando 3’8 y 5’4. Luka Doncic tendrá en un Sergio Llull ya recuperado y en Facundo Campazzo dos piezas fundamentales para parar la dirección de juego turca y tratar de imponer un ritmo más rápido que el que intentarán plantear los bases de Fenerbahce.

Bajo los aros, Gustavo Ayón, Felipe Reyes y Walter Tavares intentarán parar a los pivots turcos Jason Thompson, Ahmet Duverioglu y, sobre todo, Jan Vesely. La gran movilidad de Thompson y Vesely los hace difíciles de defender por parte del pívot caboverdiano del Real Madrid, por lo que Trey Thompkins y Anthony Randolph tendrán que colaborar en este aspecto, especialmente cuando Luigi Datome esté en pista y trate de jugar también en posiciones cercanas al aro.

Foto: Virginia Pacheco/planetacb

Algunos datos curiosos

  • Pablo Laso ha usado 14 jugadores diferentes en el cinco inicial de los partidos, no habiendo salido ninguno de inicio en todos los partidos.
  • Jaycee Carroll no se ha perdido ni un partido de la competición desde abril de 2014, jugando 133 partidos consecutivos con el Real Madrid. Además lidera la clasificación de porcentajes de tiros libres esta temporada con un 97’8%.
  • Luka Doncic ha conseguido dobles dígitos de valoración en 8 de sus últimos 9 partidos de Euroliga. Lidera la clasificación de jugadores más valorados de la competición con 21’7 puntos de promedio, y es cuarto en anotación con 16’1 puntos por encuentro.
  • Walter Tavares es el segundo jugador que más tapones ha colocado en la competición esta temporada con un promedio de 1’5 por partido, y es el noveno mejor reboteador ofensivo con 2’3 capturas por encuentro.
  • Felipe Reyes es el máximo reboteador de la historia de la Euroliga, con 1731 rebotes, y es también líder en rebotes ofensivos, 675. Además es el tercer jugador con mayor anotación en la historia de la competición con 2899 puntos.
  • Sergio Llull necesita 2 puntos para entrar en el Top 10 de anotadores de las Final Four. Además está en el segundo lugar de la clasificación de jugadores que más asistencias ha repartido en las Final Four, con 48. Y es el octavo jugador que ha anotado más triples en las Final Four, con 19.
  • Zeljko Obradovic ha contado con 12 jugadores diferentes de inicio a lo largo de la temporada, pero ninguno ha repetido en el quinteto inicial de todos los partidos.
  • Jan Vesely estableció un nuevo record de rebotes ofensivos capturados en una serie de playoffs, con 18 ante Baskonia. Ha conseguido 47 rebotes en el total de partidos de Final Four que ha disputado, siendo el décimo mejor en esta estadística.
  • James Nunnally ha anotado 21 tiros libres consecutivos en la Euroliga, y es el segundo mejor triplista de la historia de la competición con un porcentaje del 55’40%.
  • Luigi Datome es el sexto mejor lanzador de tiros libres en la historia de la competición con un 90’87%.
  • Kostas Sloukas ha anotado al menos un triple en 8 de sus últimos 9 partidos de Euroliga. Además, consiguió repartir 36 asistencias en la serie de playoffs ante Baskonia, estableciendo un nuevo récord en la competición.

 

El parte médico

Por parte del Real Madrid, Pablo Laso tendrá a toda la plantilla disponible a excepción de Ognjen Kuzmic.

 

Dónde y cuándo ver el partido

La gran final de la Euroliga 2017-18 tendrá lugar este próximo domingo 20 de mayo a las 20:00 y se podrá ver en el canal #0 y en Movistar Deportes 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies