Phoenix asalta el Staples Center y queda a un paso de las Finales

Los Suns se llevaron un partido tenso y a muy pocos puntos gracias al liderazgo de Chris Paul, el dominio de Ayton y a los chispazos de Booker, frente a unos Clippers en los que Paul George volvió a fallar en el momento decisivo

Año 1993. Esa fue la última vez que los Phoenix Suns pisaron unas Finales de la NBA. Ahora están a un solo partido de volverlo a hacer. Anoche se impusieron a los Clippers en Los Angeles por un ajustado 80 a 84. Sí, 80 a 84, el marcador más bajo en lo que llevamos de temporada. Partido muy tenso en el que primaron los fallos en ataque y las defensas y que se acabó resolviendo desde el tiro libre. Ahí fue Chris Paul (18+4+7) quien acabó sentenciando entre numerosos intentos del equipo angelino, tirando a fallar para atrapar un rebote que nunca llegó. Sobrevivieron los Suns, que supieron aguantar como los Clippers les levantaban una ventaja que llegó hasta los 16 puntos. En ese tenso último cuarto, resuelto con un marcador de 14 a 15, salieron vivos los chicos de Monty Williams, que tendrán pasado mañana la gran oportunidad de sus vidas en casa.

En cuanto a los números, los bajos porcentajes se contagiaron a ambos equipos y en los Suns, Paul estuvo acompañado por los 25 puntos de Devin Booker, pese a su 0/5 en triples y a que acabó eliminado por faltas en el minutos final. También encontró al mejor socio en la pintura, con el 19+22 y 4 tapones de un Deandre Ayton desatado en la serie. Respondió bien su par, Ivica Zubac, con un buen 13+14 pero siempre un paso por detrás del número 1 del Draft de 2018 (aquel en el que los Hawks eligieron a un tal Luka Doncic en el tercer lugar). Paul George apareció con un 23+16+6, pero estuvo muy desacertado con un 1/6 en triples y un 5/20 en los tiros, algunos de ellos errados en los momentos clave de final de partido. Los 20 tantos de Reggie Jackson y los 12 de Terance Mann mantuvieron en pie a los Clippers, que volvieron a echar de menos al tocado Marcus Morris (solo 4 puntos) y a la aportación del banquillo con Nico Batum o Luke Kennard, con solo 5 puntos entre los dos. Esta batalla en el barro se la llevaron los Suns y ahora los Clippers están ante el casi imposible de levantar un 3-1 sin tener aún absolutamente descartada la presencia de Kawhi Leonard, cuya ausencia está condicionando absolutamente todo.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies